POLÍTICA

Becan universidades de EEUU a tres estudiantes de la UdeC para que cursen allá su posgrado


Los estudiantes de física Diego Ibarra y Alberto Navarro se incorporarán a las universidades de Virginia y la Estatal de Oklahoma, respectivamente, mientras que Rafael Morales, quien estudia matemáticas, ingresará a la Universidad de Baylor.


Diego Ibarra Hoyos, Rafael Morales Jiménez y José Alberto Navarro Serratos, estudiantes del octavo semestre de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima, fueron becados por universidades estadounidenses para realizar en aquel país sus estudios de posgrado. Dicha beca consiste en el pago de inscripción, colegiatura y gastos personales durante cuatro años. En promedio, los estudiantes recibirán una beca de 55 mil dólares al año.

En agosto de este año, los alumnos de física Diego Ibarra y Alberto Navarro se incorporarán a las universidades de Virginia y la Estatal de Oklahoma, respectivamente, mientras que Rafael Morales, quien estudia matemáticas, ingresará a la Universidad de Baylor.

Si bien el proceso para obtener un lugar en universidades del extranjero inició hace un año con la presentación de dos exámenes de conocimiento disciplinar y de inglés, así como el envío de solicitudes, los jóvenes científicos iniciaron su proceso de preparación años atrás, participando en estancias de investigación y concursos internacionales, con el objetivo de retar su creatividad en la resolución de problemas y mejorando su conocimiento en estas disciplinas.

“Lo que uno hace mientras se prepara para los exámenes y los toma, es empezar a ver los departamentos y que haya personas trabajando en las áreas afines que te interesan, porque a la larga son con las que vas a trabajar. Es importante que si uno ya tiene su área definida se enfoque en buscar en universidades pequeñas que sean buenas en esa área, y si no tienes muy claro, puedes aplicar a una con más departamentos y más oportunidades en general”, coincidieron los jóvenes estudiantes.

Aunque comentaron que será un poco difícil adaptarse a un nuevo lugar, esperan encontrar un ambiente similar al que tienen en la Facultad de Ciencias, en el que docentes y profesores mantienen buena comunicación.

“De la facultad me llevó la disciplina del trabajo; creo que nos acercan a esa experiencia de ser muy disciplinados para estudiar. Por lo menos yo sentí ese cambio al pasar del bachillerato a la facultad. Sin duda hay como cierto miedo al cambiar de nivel, pero ya tenemos experiencia y disciplina, y eso creo que nos va a ayudar” dijo Rafael Morales.

Los consejos de sus profesores para emprender esta nueva etapa son esenciales para los futuros investigadores, pero también su familia ha sido parte importante en este proceso; “creo que nuestros papás están felices por el logro, por el avance, pero por otro parte están tristes porque nos vamos a un país distinto y vamos a estar lejos, pero eso no significa que perdamos su apoyo”, comentó Diego Ibarra.

A quienes están en semestres menores, José Alberto los invita trabajar e ir viendo sus áreas de interés, pero sobre todo a esforzarse y trazar un plan con tiempo, “porque aunque el proceso inicia un año antes, la realidad es que se tiene que recorrer el camino con mucha anticipación para tener mejores oportunidades y no aplicar solamente porque te digan que tengas que hacerlo, sino porque de verdad quieres, y para eso hay que esforzarse y tener un plan”.

Por su parte, el director de la Faculta de Ciencias, Andrés Pedroza, compartió lo orgulloso que están porque los estudiantes se esfuercen por alcanzar sus metas y que universidades de Estados Unidos o Europa confíen en los estudiantes colimenses, no sólo para que estudien en sus aulas, sino que les otorgan becas de inscripción y alojamiento; “te das cuenta que son programas donde quieren a nuestros estudiantes y eso lo demuestran con el respaldo de las becas que les otorgan”.

Resultados como éstos, expresó el investigador, “demuestran el trabajo que existe en la parte docente, de preparar los programas adecuados para darles a los estudiantes las herramientas con las que puedan lograr sus objetivos, el trabajo que hace cada uno de ellos y la disciplina que tienen. Sin dudad, es una gran satisfacción ver que nuestros alumnos son aceptados, pero no sólo eso, sino que se han dado el lujo de rechazar otras becas; eso quiere decir que hay un gran trabajo y que se están alcanzando también las metas que se plantea la facultad”.

Y es que uno de los principales objetivos que esta facultad se ha planteado, dijo, es que sus egresados se incorporen a posgrados, ya sea de México o en otro país. De hecho, añadió, “ésta es una propuesta que se les hace a los estudiantes antes de comenzar a estudiar la licenciatura en física o matemáticas; ellos preguntan qué va a pasar cuando termine de estudiar, o cuál es la finalidad. Sabemos que los cuatro años no son suficientes, que se requiere una especialización más a fondo. Nuestros programas les dan las bases, ésa es nuestra responsabilidad y ellos tienen que buscar dónde continuar superándose”.

De acuerdo con Andrés Pedroza, a lo largo de la historia de la Facultad de Ciencias, el 80% de los estudiantes continúa con sus estudios de posgrado, y en promedio el 50% de ellos lo realizan en Estados Unidos o Europa. Sea cual haya sido su elección para continuar preparándose en México o en el extranjero, finalizó, los estudiantes han sido becados.

BOLETÍN
COLIMA
Mayo 21, 2020