COLABORACIONES

Y seguimos en las mismas

Febrero 08, 2017

Todo columnista, o quien ejerce alguna función dentro de la comunicación y el periodismo, sin temor a equivocarme, desearíamos difundir información en la que se hiciera referencia a sucesos de impacto positivo, pero desgraciadamente, el común denominador en el contenido noticioso de cualquier medio, es el golpeteo político y la nota roja.
Y cómo pretender algo distinto, si en los últimos días, en nuestro estado, seguimos en las mismas, ejecuciones por doquier pero eso sí, discursos que hablan de mejorar el tema de la seguridad, y para darle mayor credibilidad a las arengas de nuestras autoridades, desde el gobierno central, nos mandaron efectivos de la Policía Militar disque para reforzar el combate a la delincuencia.
El primer día de este mes, en el Congreso del estado, se llevó a cabo una reunión de seguridad, a la que convocaron al titular de esa cartera en el gobierno estatal, y a los responsables de la misma a nivel municipal.
Y si usted se pregunta ¿qué surgió de ese intercambio de ideas en el recinto legislativo?
Permítame compartirle que eso mismo se pregunta un servidor, y es que luego de la intervención del Secretario de Seguridad Pública del Estado, diplomáticamente nos invitaron a medios informativos y representantes de direcciones de comunicación, de diversas dependencias, a abandonar el pequeño salón donde se llevó a cabo la reunión.
En el exterior de ese pequeño recinto, ante los medios, Juan Nazario Alfaro Palacios, presidente de la asociación Seguridad, Dignificación Social y Amparo Laboral al Trabajador (SEGDSAL), daba a conocer que sostendría una charla con los diputados para concretar algunos puntos en vía de mejorar los derechos de los policías estatales.
Probablemente, a nuestros tribunos locales, les dio frío con la presencia del poli estatal, han de ver pensado que Alfaro Palacios iba a protestar ante las flamantes declaraciones de Castaño quien afirma que los efectivos pueden sufrir modificaciones en su horario, pero jamás habló de negociar las condiciones laborales de sus agentes, acción que denota poco interés del funcionario público, o dicho en otras palabras, de plano le vale madre y es que lo mismo le da que estén en servicio 24, 36 o 48 horas continuas.
En fin, de esa reunión ya no se supo nada, con el pasar de las horas, desde el Congreso, se emitió un boletín escueto en el que dejaba mucho que desear en cuanto a la información, y hasta el momento, los colimenses seguimos sin saber qué medidas de seguridad se acordaron ese día, y mientras tanto, insisto que seguimos en las mismas, vulnerables ante la inseguridad desmedida que se ha desatado en la entidad.

• Mi óptica
Siguen los ataques a integrantes de las corporaciones policiacas, lamentable por donde se le quiera ver, y es que ahora, los atentados se perpetran en espacios públicos, situación que pone en riesgo a la población en general, muestra de ello, es lo ocurrido el viernes pasado en la clínica 1 del IMSS, donde un agente recibió varios impactos de arma de fuego, y de manera desafortunada, perdió la vida minutos más tarde, de inmediato, se ejecutaron las medidas de seguridad tradicionales por los alrededores, principalmente en los planteles educativos aledaños al seguro Social.


• Por cierto
Respecto a los reclamos de policías estatales que hacen a la autoridad incompetente, digo competente, para establecer mejores condiciones laborales, sería bueno que los responsables de la materia en el estado le tomen la palabra a Nazario Alfaro, y se den una vuelta por las oficinas del director de Seguridad Ciudadana del municipio de Colima Roberto García Avendaño, para que les comparta lo que él y su equipo han venido haciendo para dignificar la labor de sus agentes.

JESUS MARTÍNEZ

¡ANÚNCIATE AQUÍ!