COLABORACIONES

UNA COMISIÓN MÁS

Mayo 05, 2017




La vieja sentencia de que para sacarle la vuela a los problemas sociales y diferir ‘per secula seculorum’ su solución, recomienda crear una comisión, vuelve a ensayarse en Colima donde el próximo lunes 8 de mayo de 2017 a partir de las 6 de la tarde en el Salón Gobernadores de Palacio de Gobierno, José Ignacio Peralta y su mozo de estribos que cobra como Coordinador General Comunicación Social, Fernando Cruz García, comenzarán los trabajos para la conformación de la pomposamente bautizada “Comisión General para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico”, en aras de cumplir la formalidad que les exige “el reglamento y la Ley Estatal en la materia”, no porque haya convicción de su parte.

Los mismos lobos que copan, cooptan y reprimen a través de sus esbirros, troles y demás malas yerbas a su servicio, a las pocas voces discordantes del periodismo colimense que se resisten a su avasallamiento, léase José Ignacio Peralta y Fernando Cruz García, cuidarán las ovejas desde “la instancia máxima y principal órgano de toma de decisiones para la protección integral del ejercicio periodístico”. Como siempre, todo bajo control, manejado, a modo, así presuman que en la integración de la bendita Comisión “se privilegiará la participación de periodistas y de la sociedad civil”, debidamente representados por gente de toda su confianza, falta más.

El que la llamada Comisión General vaya a integrarse “por la presidencia, secretaría ejecutiva, cuatro comisionadas o comisionados de los medios de comunicación, dos comisionadas o comisionados ciudadanos, así como representaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Poder Legislativo Local y Poder Judicial del Estado, todos los cargos son honorarios”, no es garantía de que el libre ejercicio periodístico vaya a tener la protección y el aliento debidos de parte del poder político encarnado por el gobernador. Además, si como pregona la prensanachoperaltista@mail.com en Colima hay plena libertad de expresión, ¿qué necesidad hay entonces de crear la “Comisión General para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico”?

El que según Cruz García el gobernador del estado, José Ignacio Peralta, haya “expresado y demostrado en los hechos su profundo respeto a la libertad de expresión, por lo que con la conformación de esta Comisión General se dará un paso más hacia el fortalecimiento de este derecho”, pasa por alto el hecho de que desde las oficinas mismas de la Coordinación de Comunicación Social a su indigno cargo salen las líneas editoriales para sus columnistasnachoperalta@gmail.com, igual que las agresiones a quienes disienten de la misma. Y esta práctica de la vieja escuela fernandista liderada por el Secretario de Prensa del CDE del PRI, Salvador Silva Padilla, no va a cambiar con el advenimiento de la “Comisión General para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico”, sino todo lo contrario.

La “Comisión General para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico” a modo del gobernador Peralta será peor que la carabina de Ambrosio, ni servirá ni funcionará. Es libre acceso a las redes sociales es más efectivo para sacarle la vuelta a la censura que el gobierno ejerce sobre los medios de comunicación tradicionales a través de los convenios de publicidad, que cualquier comisión que terminará siendo una más de las muchas que hay y han servido para maldita sea la cosa. Si de verdad José Ignacio quiere proteger integralmente el ejercicio periodístico en Colima que empiece por mandar a volar al pollo Fernando Cruz García y fumigar el gallinero de su Coordinación de Comunicación Social.
En palabras de Rogelio Guedea Noriega, la Ley para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico del Estado de Colima publicada en 2012 “está completa y más que crear más comisiones y comisionados (que siempre tendrán la venia del gobernador y, por tanto, responderán a sus intereses) lo que necesitamos los que nos dedicamos al análisis político, social y cultural de nuestra entidad, así como a transmitir información general de la misma, es que esta ley se aplique de forma justa y sin hacer distingos. No se requiere, pues, cambiar nada para quedar peor de como ya estamos quienes buscamos desvelar las mentiras del estado y buscar la verdad en beneficio del bien común, a fin de que progresemos como sociedad, sino que esta Ley que ya existe se aplique tal cual se aprobó, de tal forma que el ejercicio periodístico se pueda realizar sin represalias de ningún tipo por parte del Estado ni tampoco éste, por supuesto, utilice su poder para cooptar conciencias a través de beneficios económicos u otro tipo de brevas”.


EL ACABO
• El presidente del CDE del PRI, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, debe responderles como hombrecito a los colonos de la “La Joya 1” y a los manzanillenses en general, por el grave problema que les generó al haber vendido a una empresa constructora las áreas verdes de los primeros. De la compradora debe recuperar el terreno para regresárselo a los colones. Así de fácil.

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!