COLABORACIONES

Pensiones presidenciales para los pobres

Noviembre 26, 2014

En 1987 quedó estipulado el acuerdo número 2763 sobre la pensiones vitalicias de los ex presidentes de México. Entre los lineamientos de dicho acuerdo se encuentran los siguientes puntos: monto equivalente al salario de un Secretario de Estado con cargo al erario federal, seguro de vida y gastos médicos mayores; en el caso de fallecimiento del ex presidente los beneficiarios serán la viuda y sus hijos, por tiempo limitado y con porcentajes específicos. Hay otro acuerdo que se decretó durante el mandato de Luis Echeverría, el cual estipula que serán asignados 78 miembros de las fuerzas militares nacionales al servicio de los ex presidentes, acuerdo que Calderón modificó y ahora son 425 elementos. ¿Cuánto equivale en dinero estos acuerdos? Antes de que Calderón se sumara a la lista de pensionado, las pensiones de los últimos cuatro presidentes, hablamos de Echeverría, Salinas de Gortari, Zedillo y Fox daban un total de 290 millones de pesos anuales, ahora al mes se destinan 800 mil pesos para Calderón, dando un total aproximado de casi 300 millones de pesos.

En México hay más de 53 millones de pobres, lo que significa que viven con un presupuesto de entre 1 y 2 dólares al día. Hagamos un análisis. Dos dólares a $13 pesos en promedio son $26 pesos al día, al mes son $780 pesos. En un año un pobre tuvo en su presupuesto para vivir $9,360 pesos aproximadamente. Según datos del INEGI, las familias mexicanas en promedio están formadas por 3.7 personas. Si con el presupuesto de pensiones de los ex presidentes le damos un ingreso 5 veces mayor a un cierto número de pobres, hablamos de $46,800 al año, se puede beneficiar a más de 6410 personas, o en otras palabras, a más de 1,700 familias. Y esto es solo un pequeño ejemplo de lo que se puede hacer con ese dinero.


Los 300 millones de pesos destinados a las familias de los ex presidentes de México, pueden ser útiles para una vida más digna en cuanto a educación, alimentación y calidad de vida para cientos de familias mexicanas que hoy en día se encuentran en situación de pobreza, y la vida de lujos de las familias de los ex mandatarios deberían ser cubiertas con los sueldos y los negocios que los ex funcionarios pudieron obtener durante su mandato, no todavía una pensión enorme, dinero que puede ayudar a otras familias que en verdad lo necesiten o simplemente que ese dinero sea destinado para el desarrollo social de la población.



Fuente: www.INEGI.org.mx (25-11-14)
www.lajornada.unam.mx (25-11-14)

Carlos Virgen

¡ANÚNCIATE AQUÍ!