COLABORACIONES

PRESEADA

Marzo 30, 2017

Gracias a su militancia panista familiar, Gretel Culin Jaime inició su vida pública como regidora en el cabildo porteño 2006-2009 que fuera presidido por su entonces compañero de partido Virgilio Mendosa Amezcua, y donde lo más significativo que ella hizo fue el haber propiciado con su nulo oficio político que la minoritaria fracción priista en el mismo terminara por imponerse a ella y al resto de regidores panistas, y que la fuerza opositora tricolor creciera de la nada al grado de ganarle por carro completo la partida al virgililismo en las elecciones de 2009.
Virgilio Mendosa Amezcua aprendió esa lección y se preparó a conciencia para ir por la revancha en los comicios de 2012 derrotando de manera contundente a la fórmula de candidatos priistas porteños, alcalde y diputados locales. Como rencoroso no es, remolcó a Gretel Culin para que ganara como lo hizo la diputación correspondiente al Distrito Electoral Once. Con esta excelente beca de tres años, la señora Gretel salió de la medianía económica, pero sin añadirle un codo a su estatura política ni intelectual porque los altos sueldos, suculentas prestaciones y demás no dan lo que natura non presta, sino todo lo contrario.
Cuando de cara a las elecciones locales de 2015 la señora Gretel se hubiera conformado con una regiduría por segunda vez en el cabildo de Manzanillo, su preciado ‘padrino’, como ella lo llama cariñosamente, el senador plurinominal panista Jorge Luís, le bajó del cielo la diputación federal plurinominal que disfruta como niña con zapatos nuevos desde el 1 de septiembre de 2015, haciéndola además Presidenta de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados. Este exceso en sus preferencias políticas personales, afectos, le pegó a Preciado Rodríguez en las urnas las dos veces que contendió por la gubernatura del estado, pues nada significativo en votos le aportó su ahijada en Manzanillo sino todo lo contrario. Esto sin contar lo que su burdo favoritismo lastimó a cuadros valiosos del panismo colimense con mayores méritos partidistas y atractivo electoral que su protegida.
Tras haber abaratado la diputación plurinominal panista en 2015, Jorge Luís Preciado Rodríguez amenaza con hacer lo mismo con la senaduría que destinada tiene para su ahijada Gretel Culin Jaime, a quien le ha prometido el primer lugar en la fórmula de dos candidatos para que, aunque pierda pero quedando en segundo lugar, llegue al Senado sin tocar baranda. Quien puede quedarse chiflando en la loma por ir en la muy riesgosa segunda posición, es el también ahijado de Jorge Luis, el diputado local plurinominal Luís Huberto Ladino Ochoa con quien Gretel, además de compartir padrino, tiene ya dos meses en campaña para posicionarse en el ánimo de los electores de todo el estado.
Su ‘nino’ que tanto la quiere le ha cumplido a Gretel el deseo de recibir del muy venido a menos Congreso del Estado, la Presea Concepción Barbosa de Anguiano por “su trayectoria en el ámbito político”. ¡No pos’sí! Con ella colgada en su pecho de ahora en adelante no habrá ‘cero que se le empine ni cuaco que se le atore’ a la amazona preseada Gretel Culin Jaime en su alegre cabalgar hacia el paraíso de la tierra que es el Senado de la Republica donde espera vivir como reina el sexenio 2018-2024 porque así lo ha decidido su ‘nino’ Jorge Luís Preciado Rodríguez. Hay que esperar para ver si le siguen cumpliendo los gustos al enderezador de jorobados.
EL ACABO
• Ni Jorge Luís ni Gretel ni Luis entienden que quien resulte nominado o nominada candidato o candidata del Partido Acción Nacional a la presidencia de la República 2018-2024, para ganar, se hará acompañar de candidatos a senadores y a diputados federales con una probada rentabilidad electoral que le aporte a la victoria, no por rémoras como la señora Culin Jaime y el señor Ladino Ochoa.
• A quien ya sacaron de la jugada Jorge Luis y los suyos es al líder invicto en contiendas electorales plurinominales, Fernando “El rey de los moches” Antero Valle.

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!