3.85.245.126

COLABORACIONES

MY NAME IS COV, NICO COV

Abril 12, 2019

ESTACIÓN SUFRAGIO

Adalberto Carvajal



Con la entrega del nombramiento a Nicolás Contreras como director de Ciapacov, por parte del gobernador Ignacio Peralta, no culmina el proceso de imposición en ese organismo. Al menos es lo que piensan algunos de los actores políticos que se opusieron a la llegada del ex dirigente magisterial a la Comisión Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado Colima-Villa de Álvarez.
En un video subido minutos después de enterarse del hecho, el alcalde capitalino Leoncio Morán Sánchez aseguró que no está dicha la última palabra. Y, por lo pronto, calificó la designación de Nico como un “madruguete de parte del gobernador del estado”.
En cambio los diputados del bloque de Morena que salvo Guillermo Toscano votaron en contra de la designación, ya no se manifestaron sobre la cuestión. Literalmente, le dieron vuelta a la página. Con la honrosa excepción de la legisladora Aracely García Muro, quien declaró:
“El Gobernador no entiende que ya cambió el estilo de antes, que hay un nuevo gobierno; que hubo una transformación; que la gente ya no quiere lo mismo. Es un mensaje que se les mandó en las urnas y que no han entendido porque siguen con sus imposiciones como antes”.
Al rendirse en esta batalla, los congresistas de la mayoría denotan un acuerdo con el Ejecutivo local que, una vez más, tendremos que atribuírselo a la amistad de Nacho Peralta con Mario Delgado, coordinador de la bancada morenista en San Lázaro y enlace plenipotenciario de la 4T en Colima.
La sesión del Consejo de Administración de Ciapacov el lunes 8 de abril, permitió enmendar el procedimiento que la semana pasada se le fue de las manos al secretario de Finanzas, Carlos Noriega García.
La sesión del lunes le dio al Gobierno del Estado la oportunidad de replantear la legalidad de la votación anterior. Ahora, los consejeros presentes llegaron a la conclusión de que la representatividad del delegado de Canirac no fue acreditada y, de este modo, al hacer como que no estuvo presente el restaurantero Jordán Guillermo Lezama la otra vez, la cantidad de los asistentes bajó de 30 a 29. De este modo, 15 votos a favor de Nico se entienden como la mitad más 0.5 unidades.

CUENTAS TURBIAS, AMISTADES CORTAS

A Locho estas cuentas chinas no le convencen. En primer lugar porque ni siquiera estuvo presente en la sesión del lunes: “El Ayuntamiento de Colima desconoce totalmente ese nombramiento, no estamos de acuerdo ni en la forma ni en las condiciones que se dio”.
Para el Alcalde, “el mensaje que hoy manda el gobernador del estado a los ciudadanos y al Ayuntamiento de Colima es totalmente negativo. La manera de imponer, de trabajar de esa forma la designación de este personaje, no es lo que conviene al estado y, mucho menos, al municipio de Colima”.
Y tras advertir que como edil y como parte del Consejo de Administración de la Comisión Intermunicipal desconoce “totalmente la designación”, Morán Sánchez anunció que “habré de hacer lo conducente para que eso se eche abajo”.
El Alcalde no se anduvo por las ramas: “No están las instituciones para pagar favores políticos y yo no voy a ser cómplice de esa situación”. Para luego reiterar que el Ayuntamiento de Colima será firme y “personalmente habré de tomar decisiones contundentes afuera y al interior del Ayuntamiento de Colima”.
Ya había dicho el Alcalde que el interés del Ayuntamiento de Colima es reclamar el servicio de agua, ahora en manos de un organismo intermunicipal que, en realidad, se maneja como un órgano desconcentrado del gobierno del estado.
También los regidores del Ayuntamiento de Villa de Álvarez –donde al igual que en Colima es mayoría Movimiento Ciudadano– han venido discutiendo la posibilidad de recuperar la prestación de este servicio público.
Y ambos municipios tienen un aliciente para votar por la desintegración: en los términos que está, la deuda adquirida por Ciapacov para la planta de tratamiento de aguas residuales es impagable; en ese sentido, una forma de renegociar el empréstito consiste en desaparecer la Comisión Intermunicipal.

EL DERECHO DE VETAR

El diputado por el distrito VI, Colima-Cuauhtémoc, Francisco Rodríguez, expresó este jueves que el procedimiento para devolver el agua a los ayuntamientos tendría que ir acompañado de una reforma legal para despojar al Gobernador del derecho de vetar una decisión como esa.
En una conversación anterior con este columnista, el congresista local me explicó que en la interpretación actual de la ley Ignacio Peralta podría vetar que el servicio de agua en la zona conurbada capitalina regrese a manos de las dos comunas que conforman la red, alegando el Ejecutivo que esta separación pondría en peligro la viabilidad financiera del organismo.
Curiosamente, los alcaldes Leoncio Morán y Felipe Cruz podrían argumentar los mismo: que en manos del Gobierno del Estado, Ciapacov está en ruta de un colapso económico. Ya el año pasado no hubo AcuaSorteo, que fue el principal instrumento de una estrategia de recuperación de cartera vencida. Paulatinamente, los ingresos por cobro de cuotas han venido bajando.
Los ayuntamientos pueden sentirse legítimamente preocupados que, de mantenerse una administración estatalizada con Nicolás Contreras como director, la Ciapacov no sólo deje de ser rentable sino que acabe cayendo en números rojos.

EL PERFIL GRIEGO

El abogado Ángel Durán sugiere otra posibilidad: impugnar el nombramiento de Nicolás Contreras porque no reúne el perfil para ser director de Ciapacov. Así de fácil. Y lo explicó con toda claridad en un video que subió a sus redes sociales:
Tras reconocer que la descripción del cargo exige experiencia y no obstante reconocer que el candidato propuesto no la tiene, los consejeros de Ciapacov “le dieron el voto de confianza” a Nicolás.
Sin embargo, la ley estatal de aguas señala que para elegir al director del organismo de entre una terna que proponga el presidente del Consejo de Administración, el seleccionado “deberá contar con experiencia técnica y administrativa debidamente acreditada en materia de aguas, preferentemente a nivel profesional”.
Nada más grave para un Estado de derecho que incumplir este requisito, señala Durán. Porque, entonces, “¿de qué sirve la ley?” Compensarlo con un voto de confianza “es un atentado contra nuestro orden jurídico”.
Ahora que se están teniendo “buenos resultados a través de sentencias de tribunales para que los cargos públicos sean ocupados con personas con experiencia y con perfil –comenta Durán–, salen con que basta con otorgarles un voto de confianza”.
Así “no tiene caso que haya leyes. Qué necesidad tenemos que haya diputados si, de todas maneras, la ley no va a ser tomada en cuenta y estará por debajo de las decisiones del Gobierno”.
Es muy grave, subraya el abogado Durán, que presidentes municipales, diputados y otras personas que toman decisiones, sabiendo que se tiene que obedecer la ley no lo hagan, pues anteponen el voto de confianza.
Este concepto no está en la ley y menos como un sustituto de la norma jurídica. Dar un voto de confianza “es una aberración, un peligro para el Estado de derecho. Nunca se había visto tal ataque a nuestro sistema jurídico normativo”, sostiene el jurista.
Finalmente, pregunta Durán “a quienes le dieron un voto de confianza a alguien [como Nico] que no tiene la experiencia ni los méritos suficientes para ocupar el cargo”: ¿le daría un voto de confianza a un ingeniero para que volara el avión en que ustedes se trasladan, o a quien sin ser médico le hiciera una operación quirúrgica a un ser querido?
“¿Por qué atacar la ley en forma tan absurda?”, remata Ángel Durán.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com. Esta columna también se puede leer en: www.carvajalberber.com y sus redes sociales.

ADALBERTO CARVAJAL

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

3.85.245.126