COLABORACIONES

MIÉRCOLES DE PLAZA

Marzo 28, 2017




Incongruente e inconsistente, José Ignacio Peralta asegura que estará al pendiente de que ningún funcionario realice proselitismo político en víspera de los tiempos electorales: “Estaremos vigilantes, siento que los tiempos se han adelantado en Colima y todo el país, pero nuestra responsabilidad es concentrarnos en los temas administrativos, seguir trabajando por la gente, hacerlo con la ley en la mano”, cuando días antes había anunciado a la ciudad, al estado, al país y al mudo, que dedicaría el 80% de su semana suiza a la política y sólo el 20% a la administración ,dado que ya había resuelto el problema financiero de su gobierno heredado, faltaba menos, de los nefastos Jesús Silverio Cavazos Ceballos y Mario Anguiano Moreno, causantes ambos de todas las desgracias de los colimenses. Una vez más vuelve a caer más pronto un embaucador que el fin de la semana anterior se fue a echarle porras al candidato del PRI-PVEM a la gubernatura del estado de México que un cojo.

Si los colimenses todavía abrigaban alguna esperanza de que su gobernador les cumpliera el compromiso de campaña de velar por su seguridad, de hacerlos felices, deben de una buena vez resignarse a seguir sobreviviendo en la zozobra social causada por la incontenible violencia, pues José Ignacio ha trucado sus responsabilidades administrativas y de gobierno por las de jefe de su Partido Revolucionario Institucional. El cambiazo que ha dado Peralta obedece al cumplimiento de las órdenes que recibió, al igual que el resto de gobernadores priistas, senadores, diputados federales y locales, alcaldes y funcionarios de los tres niveles de gobierno de las mismas siglas y colores, directamente del presidente de la República y del Secretario de Gobernación.


Sobre aviso no hubo engaño, pues desde hacía dos semanas ya que en el mismísimo Manzanillo Peralta había amenazado con hacer política partidista, por lo que a nadie debe sorprender que de entrada se haya agandallado el miércoles ciudadano panista para convertirlo en miércoles de plaza peraltisa, escenario en el que se asumió como “coordinador de todas las arterias políticas de su partido, el Revolucionario Institucional”, responsable plenipotenciario de entregarle a Quique Peña y su cofradía buenas cuentas en las elecciones generales del 2018 . Desde luego que no hay peor lucha que la que no se hace, pero también cierto es que muchos priistas están ya blanditos y cooperando para congratularse con el morenazo Andrés Manuel López Obrador.

Según las cuentas alegres de los columnistasnachoperalta@gmail.com, su miércoles de plaza fue todo un éxito, pues José Ignacio dedicó “más de quince horas” a interactuar con los integrantes de la clase política y tejer alianzas con los líderes de barrios y colonias, “con los que mueven gente, con los que generan votos”, quehacer totalmente propio de su rol de jefe del partido en el gobierno , nada que ver con sus incumplidas promesas de velar por la seguridad de los colimenses, disminuir la corrupción y ponerle coto a la impunidad, signos distintivos de su desgobierno.

Hasta los priistas colimenses en fuga van como el jibarito, locos de contento, felices, cantando alegres, de regreso al rebaño tricolor porque su líder moral dizque acreditó en el miércoles de plaza porteño el poderío del aparato priista, evidencia más que suficiente para que vuelvan a soñar que su PRI “está más vivo que nunca y se moverá con toda su fuerza para conservar la Presidencia de la República en los comicios generales del 2018”. Como el teclado aguanta, y quien paga manda, sentenciado está que los secretarios de Educación, Oscar Javier Hernández Rosas; de Salud, Ignacio Villaseñor; y de la General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, fueron los que más respuestas dieron a la gente, la cara bonita de la administración pública”, cuando al menos dos de ellos pintados están para reyes feos de carnaval. Como no “recorrió”, el Secretario de la Juventud, Gamaliel Haro, fue el funcionario peraltista menos saludado, claro indicador de que “se desplomaron sus aspiraciones de ser proyecto 2018”.



EL ACABO

• Cierto es que el “miércoles de plaza porteño” anterior muy de madrugada desayunaron en un restaurante del boulevard costero, el gobernador Ignacio Peralta, el diputado Virgilio Mendoza y la alcaldesa de Manzanillo, Gabriela Benavides Cobos, pero también con ellos departieron Daniel Cortés García, Director General de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Manzanillo (CAPDAM); el Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de esta Dependencia, Omar Sánchez Hernández; el Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Manzanillo (SUTSAM), Sergio Moreno Carvajal; y el diputado federal Enrique Rojas Orozco.

• Desde la ciudad y puerto de Manzanillo se difunden divertidas historias de ficción política que hablan de conciliábulos, tándems, tridentes, báculos, etc., de cara al 1018.

• “México opina le ha dado a ¿Cómo vamos? Colima tremenda exhibida al calificar con un tres de calificació0n y no un cero como lo hicieron los examinadores al servicio del señor Zarco, el desempeño a la fecha de José Ignacio Peralta. Aunque ambas notas son reprobatorias calienta más un cero que un tres. ¿O no?

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!