COLABORACIONES

Locho el bronco

Septiembre 14, 2017




Finalmente pasó lo que todos esperábamos, el líder máximo de Movimiento Ciudadano en Colima Leoncio Morán Sánchez, en rueda de prensa dijo que no a la alianza con otros partidos mientras él esté a la cabeza, con un argumento muy sólido, el integrarse a un pacto con los partidos tradicionales sería traicionar la confianza de los miles de colimenses que han creído en su partido.
Si fuera una postura real y la verdadera forma de pensar del ex presidente municipal de Colima, que dicho sea de paso, lo hizo de buena manera mientras estuvo al frente de la capital, tendría una credibilidad por las nubes y no tuviéramos forma de contradecirlo quienes nos dedicamos al análisis.
El argumento de locho se cae cuando refiere que por dignidad no va en coalición con el PAN ni el PRD, porque la historia indica que en las elecciones de 2009 así como en las de 2015, existió una posibilidad real de lograr la alternancia o dicho en otras palabras, la derrota del PRI.
En ambos procesos, Morán Sánchez denuncia que el triunfo se truncó porque el PAN negoció con el PRI para que algunos mantuvieran su coto personal, es aquí donde surge la siguiente interrogante:
¿Por qué con esas condiciones aceptó Locho ser candidato a diputado federal por el primer distrito?
Es aquí donde se desvanecen los pregones de Morán, si el tema es la dignidad, por dignidad no debió haber aceptado la nominación como candidato al Congreso de la Unión y la coordinación general de la campaña de Marta Sosa al gobierno del estado.
Al resultar ganador, Leoncio Morán por tres años disfrutó de las mieles que otorga una diputación federal, en ese entonces nada le molestaba del partido que años atrás le había permitido competir y ganar las elecciones a la alcaldía capitalina, comicios en los cuales derrotó a Roberto Chapula quien se convirtió en cliente frecuente cada vez que competían estos dos personajes, 2003 y 2009.
Bronco como es su estilo, Locho dejó las filas de Acción Nacional en 2014 en una actitud caprichosa al saber que no abanderaría la causa panista en 2015, comicios en los que compitió por MC en el proceso ordinario y extraordinario.

Mi óptica

Desde mi punto de vista la alternancia no se logró en 2015 porque Locho fue un factor de resta para Acción Nacional, si el coordinador de Movimiento Ciudadano en Colima hubiera dejado de lado sus aspiraciones personales, el PAN habría pasado del ya merito, a un triunfo histórico frente a la hegemonía del PRI que por lo pronto, permanecerá hasta 2021.

Por cierto

Locho no va en alianzas por una sencilla razón, al ir sólo evita que alguien más le quite la candidatura a la presidencia municipal de Colima, posición que no está dispuesto a compartir con ningún actor político, aunque haya otros mejor posicionados, Morán prefiere garantizarse aunque sea una regiduría y si se puede dos o tres para sus alfiles.
Locho sabe que si se diera la remota posibilidad de un triunfo para él en la capital, de igual manera en 2021 nadie le quitaría la candidatura en MC para gobernador, porque en este cuento así es la historia, en Colima Movimiento Ciudadano es Leoncio Morán y nadie más.

JESUS MARTÍNEZ

¡ANÚNCIATE AQUÍ!