35.168.112.145

COLABORACIONES

Lo correcto no vende

Enero 31, 2020


Como sociedad ¿qué tanto valoramos cuando un político o funcionario público hace lo correcto? Creo que poco si no es que nada, casi nada. La realidad es que lo correcto, hacer lo éticamente responsable es una postura devaluada en nuestros tiempos, cuando estamos inmersos en el marketing político y en la demagogia, esta última tan perjudicial para nuestra democracia.
Un ejemplo de lo correcto, un caso concreto de este tipo es la obra que se realizó en la colonia Albarrada y la calle Pimentel Llerenas, de esta capital. No era una obra de relumbrón, de esas que generan votos, como es un jardín, un espacio deportivo o de esparcimiento para la población, sino que se trató de una obra subterránea, de esas que no se ven pero que son tan necesarias.
Y para allá vamos, porque una cosa es lo que la ciudadanía quiere y otra, más esencial, lo que necesita. El cambio de drenaje y tuberías en esa colonia es una problemática añeja y que se viene arrastrando año con año, administración con administración y ninguna autoridad le ha entrado al tema para buscar una solución definitiva.
Aquí vemos un caso atípico, porque el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Jesús Sánchez Romo, siguiendo las instrucciones de Ignacio Peralta, optó por cambiar totalmente esta infraestructura urbana, tan indispensable al proporcionar un servicio fundamental como es el agua potable.
Sin embargo, la obra generó inconformidad por parte de vecinos, quienes vieron lo inmediato: los inconvenientes de una obra de este tipo, pero no se pusieron a pensar y reflexionar sobre los beneficios a largo plazo, al tener un mejor servicio de agua potable.
Recordemos, para dar contexto, que la tubería subterránea de toda la zona conurbada, pero particularmente del centro histórico de la capital y sus colonias aledañas, tiene décadas que no se renuevan: son tuberías de barro o asbesto, en su mayoría, que ya son inservibles y generan grandes pérdidas de agua, elemento que nos sale muy caro si tenemos en consideración que los manantiales más cercanos se encuentran a 40 kilómetros de distancia, en Zacualpan.
No olvidemos, además, que enfrentamos una situación inédita con el cambio climático en ciernes y que esto podría impactar en la capacidad de retención del subsuelo, particularmente del cerro grande, cuyos mantos freáticos abastecen de agua a la zona metropolitana. De ahí la necesidad de impulsar infraestructura subterránea, como la mencionada, para evitar en lo posible del desperdicio del agua.
Por eso la importancia de hacer lo correcto, más en estos tiempos en que los políticos nos venden espectáculo y demagogia, como la rifa de aviones. Nos perdamos de vista los verdaderos problemas de nuestra sociedad y exijamos, a nuestras autoridades, soluciones y, sobre todo, que siempre hagan lo correcto.
Dos puntos
Al parecer ya está concluida la obra peatonal que hizo el gobierno de Leoncio Morán en la avenida de los Maestros, pero aún no está abierta al público. Sería una frivolidad de la administración municipal esperar inaugurar la obra o cortar el listón para permitir el flujo vehicular. ¿O faltarán algunos detalles en la rampa? Esperemos que no se equivoquen como la primera vez, pues el caos vial de la ciudad, de por sí ya agravado por el intenso flujo de vehículos, empeora aún más con obras atrasadas y que no concluyen en tiempo y forma.

CESAR BARRERA VAZQUEZ

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

35.168.112.145