COLABORACIONES

La seguridad de los mexicanos es un asunto que compete no sólo al gobierno, sino a todo el Estado y a toda la sociedad.

Abril 19, 2016

La seguridad no se alcanza sólo con los esfuerzos de la Fuerza Pública. Este va a ser un esfuerzo de todo el Estado, de todos los colimenses. Una estructura estatal fuerte, apoyada en la solidaridad ciudadana, para garantizar el respeto al derecho de vivir en armonía.
Este es un cambio radical frente al pasado. Los ciudadanos por mucho tiempo pensamos que la seguridad era problema y responsabilidad de las Fuerzas Militares, la Policía Federal, Estatal y Municipal. Durante años habido un gran vacío en la acción del resto de Estado en algunas áreas críticas. Es justamente ese vacío el que explica el crecimiento sin precedentes del narcotráfico, drogadicción, consecuentemente de las organizaciones terroristas en grandes regiones de nuestro territorio mexicano. Ante esta imposibilidad y la falta de apoyo popular, han preferido volcar su poder de destrucción sobre la población civil, practicando un terrorismo atroz que día tras día cobra la vida de inocentes y supera por mucho en civiles asesinado y secuestrado lo que mantiene a la población en miedo total. Sus propias organizaciones subsisten sólo mediante el terror con el que disciplinan a sus hombres y maltratan a sus mujeres; y mediante los recursos del narcotráfico con los que compran conciencias y apoyo político, De allí que el eje de esta política sea precisamente lograr el completo control del territorio por parte de diferentes corporaciones de gobierno, para asegurar la plena y absoluta confianza de los colimenses.
La Fuerza Pública debería dar el primer paso en este esfuerzo de articular una respuesta integral a los retos de seguridad. El segundo lo debe dar el Estado en su conjunto y el tercero, toda la sociedad. La población civil no puede ser blanco de agresiones. Pero todos los colimenses tenemos no sólo el derecho, sino también el deber de participar activamente en el fortalecimiento de nuestra democracia, de respaldar nuestras instituciones, de apoyar la labor de nuestra Fuerza Pública, de ser solidarios con quienes sufren el desplazamiento, la violencia y el terror a manos de las organizaciones armadas ilegales. Una democracia fuerte y una Nación solidaria son la mejor garantía de que nuestros derechos se respetarán. ¿Qué esperas que cambie en tu estado?
¿Cuenta usted con algún tipo de seguridad en su colonia?
¿Le interesaría pertenecer al comité de seguridad vecinal?
¿Qué espera usted que el gobierno le brinde?
¿Es pregunta?

BLANCA AGUILAR

¡ANÚNCIATE AQUÍ!