54.234.228.78

COLABORACIONES

La política financiera de Ignacio Peralta

Marzo 02, 2018





César Barrera Vázquez

Quizá por ser un tema azas técnico, abstracto y que nos evoca los resabios de las matemáticas (porcentajes, divisiones) y al sopor de los números e indicadores económicos (cifras, estadísticas), el tema financiero queda desplazado en el aspecto mediático, máxime cuando las notas de sangre tienen una mayor resonancia.

Sin embargo, en el gobierno de Ignacio Peralta el tema financiero reviste una importancia política. Y es que es uno de los rubros, junto con educación, que más ha descollado en su administración y que siempre ha estado presente, de manera preponderante, en el discurso del mandatario.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público dio a conocer que el gobierno del estado tiene semáforo verde en el Sistema de Alertas: no lo tienen 11 entidades de la república, entre las que se encuentran Coahuila con semáforo rojo y diez estados más en semáforo amarillo.

El Sistema de Alertas es una de las disposiciones incluidas en la Ley de Disciplina Financiera de las entidades federativas y los municipios, la cual establece los indicadores de endeudamiento sostenible (verde), endeudamiento en observación (amarillo) y endeudamiento elevado (rojo).

De acuerdo a este resultado, Colima obtiene un nivel de endeudamiento sostenible, lo que le permite tener un financiamiento adicional equivalente al 15 por ciento de sus Ingresos de Libre Disposición, lo cual sería imposible si no tuviera esta buena calificación.

Esto le permite al gobierno de Ignacio Peralta contar con mayores mecanismos financieros, que se pueden canalizar a obras públicas de vital importancia para la población, detonando empleos y desarrollo económico en la entidad.

Por otro lado, el robustecimiento de las finanzas públicas le ha permitido a Ignacio Peralta solventar adeudos y reactivar apoyos sociales, en beneficio de la economía familiar. También, gracias al fortalecimiento financiero, ha podido resolver asuntos que de persistir pudieron, en su momento, devenir en problemas políticos o sociales.

Un caso fue el pago de más de 50 millones de pesos adeudados a los adultos mayores, a quienes en el último tramo del gobierno de Mario se les dejó de pagar sus pensiones. También logró renovar el contratar de más de 150 maestros de inglés de las escuelas de tiempo completo, cuyo techo financiero se presupuestó a otro programa con más alcance.

Gracias a las buenas finanzas y al uso correcto de los recursos –Colima es una de las entidades con menos observaciones ante la Auditoría Superior de la Federación--, se han podido desactivar problemas políticos que pudieron degenerar en graves problemáticas sociales.

Dos puntos

Las redes sociales se han convertido en el campo idea para la descalificación, la diatriba o el franco insulto, siempre en aras de proteger a ya sabes quien. La democracia debe ser deliberativa y las redes, en ese contexto, el espacio idóneo para el intercambio de argumentos y la discusión racional, bien fundamentada y que permita llegar a un razonamiento adecuado, depurado por el proceso dialéctico del debate. En ese sentido, haría bien el Facebook en no permitir los comentarios con más de cinco faltas de ortografía en un mismo párrafo. Sería un buen filtro.

CESAR BARRERA VAZQUEZ

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

54.234.228.78