3.229.137.68

COLABORACIONES

La Falacia de la Unidad Entendida Como Señal de División

Diciembre 01, 2020


Nunca me cansaré de repetir que en un sistema electoral y de partidos democráticos, la pluralidad de corrientes e ideas son sanos y fundamentales para que se mantenga la razón democrática del mismo, de igual forma en los propios partidos políticos la diversidad ideológica brinda una gran importancia al impulsar la renovación saludable de las practicas y su adaptación a los tiempos modernos de dichas organizaciones que buscan ante todo obtener su cuota de poder público mediante el apoyo poblacional.
A pesar de la variedad como signo saludable para la toma de decisiones, todos las organizaciones prefieren converger en un comportamiento de unidad con miras en evitar la división, y en caso de los partidos políticos se busca poder consolidar a los votantes y a los grandes intereses de los círculos de poder que coexisten dentro de nuestro sistema político (sean los intereses que sean y los círculos que sean, los cuales no se limitan a existir dentro de un solo partido si no que llegan a abarcar más), pero habrá de ver la curiosa situación que vivimos, en estos tiempos electorales todos hemos escuchado el llamado a la unidad, sin embargo dicho llamado proviene de distintos actores antagónicos, lo cual lleva a la pregunta ¿unidad para quién?
Llega a parecer que mientras más se utiliza en público el supuesto llamado a unidad, más fragmentado se encuentra la organización, dicha situación se ha dado en el PRI, aunque suelen arreglarlo de forma interna; MC con la aparente división entre Locho y Felipe Cruz; en el PRD a nivel nacional el cual sigue sin rumbo; el PAN con la tunda que le propicio Ricardo Anaya al imponerse y en lo local con los grupos de interés dentro del partido; y por último el más reciente es el de MORENA, partido que demostró sus fracturas durante su renovación de la dirigencia nacional y en el actual proceso en búsqueda de la gubernatura donde todos los interesados han realizado un público llamado a concretar un solo proyecto.
Claramente cada uno de los que realizan su posicionamiento para consolidar una unísona voz en realidad buscará llevar el agua a su molino mediante las constantes apariciones mediáticas en las que planean percibirse como la opción sensata, aquella que no le importa el puesto y prefiere que se «respete» la voluntad popular dando a entender que los demás participantes se encuentran en búsqueda de un interés personal. En dichos casos se entrevé la trifulca interna que se suelen vivir en los procesos internos por parte de sus grupos internos de interés.
Dicho esto, cabe cuestionar en qué momento tener distintas alas en un partido se vuelve factor para propiciar un fraccionamiento del mismo que termine en una lucha interna desgastante, ante este escenario que reitero viene sucediendo en los partidos más competitivos de nuestro sistema (sobre todo en el caso Colima), aprovecho para nuevamente señalar las fallas hondas que imperan en las organizaciones hechas para representarnos, será sensato que comencemos a idear un panorama con una opción alterna de organizaciones representativas, además de las candidaturas independientes, sin embargo ese es un tema de mayor estudio que no cabría todo en esta humilde columna, por lo tanto hasta aquí lo dejo.
Estoconazo
Si bien para torear lo más importante es el alma y el corazón, eso no significa que se deba de olvidar uno del ejercicio físico para lograr hacer frente a las maravillosas criaturas que son los toros de casta, el peso de un capote, la fuerza para entrar con la espada y la condición para sortear las embestidas que pueda propiciar el animal. Afirmo yo y muchos otros que sin inspiración no saldrá una faena para la memoria, es más probable que incluso resulten puros petardos, pero pobre del torero que no cuente con la capacidad física de un deportista de alto rendimiento ya que se enfrentará ante un ser criado por generaciones y que Dios en su infinita sabiduría le otorgo la fuerza de los campeones de los antiguos olímpicos.

FERNANDO HERRERA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

3.229.137.68