54.221.75.115

COLABORACIONES

La gran pifia del estúpido Meiners

Diciembre 11, 2017

Lunes 11 de Diciembre 2017


“Las parcialidades son como los rencores y los odios, su suma los multiplican”
Florestán.
www.enlacemanzanillo.com G8 Independiente
Javier Montes Camarena * Locutor y Periodista
Déjenme decirles que. En el peor momento de su administración el Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez cometió la más grande estupidez política que nadie hubiera imaginado, dejar en un estúpido (El “Bara bara” Meiners Tovar) la operación política de la Ley de pensiones.
Los resultados están a la vista, el fracaso es total y Nacho Peralta ha quedado atrapado en una madeja absurda, ridícula y humillante de la que va a ser muy difícil, por no decir imposible, que salga bien librado.
La agravante es que cayó en una trampa que se puso a sí mismo o que permitió que un tipo sin oficio político le pusiera. ¿En qué momento el inútil gobernante decidió tan tremendo propósito? ¿Acaso “El Bara, bara” Meiners Tovar le recomendó iniciar un pleito inútil en contra de sus propios trabajadores? ¿Acaso nadie en el Gabinete lo alertó de que el líder sindical del STSGE Martín Flores Castañeda les comería el mandado?
¿Nadie se tomó la molestia, por lo menos, de garantizar un diálogo con los trabajadores? ¿Quiénes y bajo qué criterios están tomando decisiones estúpidas como ésta que ha puesto a Nacho Peralta en una posición ridícula reculando y buscando una salida más o menos decente?
El “Bara, bara” Kristian Meiners Tovar es considerado como un tipo torpe, soberbio, insensible, pequeño y cosas peores. El papelón que viene haciendo ha derivado en una grotesca escena que ha desatado una ola de indignación y burla en ambos lados, Gobierno y trabajadores.
La andanada de insultos y reclamos van desde una mentada de madre, hasta el consabido grito de sus compañeritos: El “Bara, bara” salió muy pendejo. Líderes del SNTE, Sindicatos de los Ayuntamientos, organizaciones y periodistas libres han enderezado una andanada de improperios en las redes sociales de manera severa.
Pobrecita de la señora madre del “Bara, bara”, le han de zumbar los oídos de tantos recordatorios familiares, la pobre se ha de preguntar ¿Pos que andará haciendo Kristiancito, mejor se debería regresar a la Tienda “La Marina”, lo suyo es vender fiado pantaletas, brasieres, retazos de tela y esquilmar a las empleadas? Eso sí le sale muy bien.
El todavía Secretario de Administración Y Gestión Pública del maltrecho Gobierno Cevichero de Colima “…Ha entregado ya la poca dignidad que le quedaba”. Este narciso agresivo “no entiende que no entiende” que la política es servicio, es negociación, es saber escuchar, es diálogo, es cortesía; NO garrote, NO imposición, NO exterminación, NO violar derechos de los trabajadores, NO estupideces.
“El Bara, bara” Meiners Tovar es la repetición de sus viejos vicios de prepotencia, siempre se conduce con los mismos resultados: la ruindad, con los mismos cuestionables métodos de la represión, la amenaza, con las proverbiales intenciones malsanas y perversas de un tipo desquiciado y estúpido de muy dudosa reputación.
Por motivos de salud pública y política El “Bara, bara” Kristian Meiners Tovar debería hacerle caso a su señora madre y regresarse al “comercio” a vender ropa usada y vieja con sus patrones los Brun, Kristiancito No sirve para la honrosa y delicada tarea de servirle con eficacia, inteligencia, decencia y honradez a los colimenses.
La mala actitud de éste perverso funcionario del Gobierno de Colima muestra con singular crudeza que es un tipo desquiciado, corrupto, mala alma, petulante y pagado de sí mismo que nunca fue interlocutor válido ni con la sociedad ni con los trabajadores.
La calle es su lugar.
Ahí se ven.
En el Hospital Civil te mueres porque te mueres: Llegó en la noche del pasado jueves a pedir atención médica, murió a las afueras del hospital civil de Manzanillo, de todas maneras se hubiera muerto, ahí no hay medicamentos ni materiales de curación, hay ruindad, hay olvido, hay corrupción en el Sector Salud estatal.
Manzanillo incendiado: De 8 o 10 son los muertos diarios que nos receta el crimen organizado en el puerto sin que la autoridad municipal atienda la Seguridad Pública, para la alcaldesa Gabriela Benavides Cobos “Aquí NO pasa nada” y… pasa todo.
Calladito: El sinvergüenza secretario de Finanzas del Gobierno de Colima Carlos Alushe Noriega García ha guardado sepulcral silencio a sabiendas que es “La mano que mece la cuna” enviando a sus esbirros a proferir amenazas a periodistas libres.
Me puedes leer en: www.colimaxxi.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com – portalzlo.com - www.manzanillo-port.com.mx








JAVIER MONTES CAMARENA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

54.221.75.115