3.235.30.155

COLABORACIONES

La chapuza no entra a la olla

Febrero 17, 2020



La semana que recién concluyó la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo del Estado, a través del secretario de actas y acuerdos del comité evaluador integrado para llevar a cabo el procedimiento de evaluar las propuestas de aspirantes a integrar la terna que el Gobernador del Estado, enviará al Congreso del Estado, para elegir a los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, dio a conocer quiénes son los aspirantes idóneos para conformar la terna.

Como oportunamente se lo hice saber, para participar en este proceso de selección se inscribieron 21 suspirantes, de los cuales no todos debieron habérseles permitido participar, pues incumplieron alguna parte de la convocatoria, como fue el hecho de aquellos y aquellas que teniendo conflicto de interés, no renunciaron al cargo un día antes de haber solicitado su registro como aspirantes.

A pesar de ello se les dejó continuar, pero como la chapuza no entra a la olla, pues no alcanzaron la calificación mínima de 80, para haber sido considerados idóneos, para ser propuestos al Titular del Ejecutivo para que él, de acuerdo a la Facultades que tiene conferidas por la Constitución envíe al Congreso del Estado la terna integrada por tres profesionistas para que procedan a elegir a quienes se convertirán en magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa por los siguientes seis años.

De acuerdo a la cédula de publicitación fijada en los estrados de la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo del Estado de Colima, desde las 13:30 horas del 13 de febrero, firmada por el licenciado Francisco Miguel Urzua Borjas, Secretario de Actas y Acuerdos del Comité Evaluador, hizo públicos los nombres de los aspirantes calificados como idóneos para ser considerados indistintamente por el Gobernador del Estado, para ocupar el cargo de Magistrado del TJA.

Según el documento que se hizo público los candidatos idóneos, según se explicó se daban a conocer de acuerdo con su nombre completo en orden alfabético, determinado por su primer apellido, no porque así hayan quedado evaluados en las calificaciones que recibieron durante el proceso.

Los nombres de los cuatro aspirantes señalados como candidatos idóneos, que alcanzaron una calificación mínima necesaria para pasar la evaluación (examen más experiencia) era obtener 80 puntos y quienes sí lograron este objetivo fueron Figueroa López Juan Manuel; García Noriega Andrés Gerardo; García Ramírez Bryant Alejandro; y, Villalpando Valdez Yarazhet Candelaria.

O sea los tres magistrados que habían sido defenestrados, fueron los más aptos, de acuerdo al comité evaluador.

El recuento…

Hay que recordar que la justicia federal había dejado sin efecto los nombramientos, realizados por la anterior Quincuagésimo Octava Legislatura del Congreso del Estado, de los tres magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, al resolver el amparo 664/2018, concedido a Romualdo García Mejía, quien a pesar de aspirar al cargo, nunca se separó de sus funciones como Director de Procesos Legislativos del Congreso del Estado, como debió hacerlo, por así estar plasmado en la convocatoria.

Pero no solamente eso, sino que en la evaluación que se le practicó, Romualdo García Mejía sólo obtuvo 73 puntos, esto es, no alcanzó a obtener el puntaje requerido y por tanto no paso la etapa de evaluación.

En la resolución de aquél amparo el Tribunal Colegiado de Circuito resolvió que se revocaba el sobreseimiento dictado por el juez de distrito y se concedía el amparo y protección de la justicia federal, además de que quedaban sin efecto los nombramientos de los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Colima y deberán nombrarse a nuevos titulares, según la sentencia del Juez Federal.

Ante eso, el 5 de diciembre pasado el Gobierno del Estado, publicó en el Periódico Oficial “El Estado de Colima”, una nueva convocatoria para seleccionar a los candidatos a magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, y de esa manera acatar la resolución de la justicia federal.

Atendiendo la convocatoria se registraron 21 aspirantes que fueron admitidos en el proceso para elegir a los nuevos magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa y de acuerdo a la convocatoria se procedió a conformar un comité evaluador conformado por un representante de la Universidad de Colima, un representante de la Universidad Multitécnica Profesional; un integrante del Colegio de Notarios, también tuvo representación la Secretaría General de Gobierno y la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo del Estado.

Dicho Consejo Ciudadano fue conformado para elegir a los aspirantes que propondrían al Titular del Ejecutivo para integrar la terna de candidatos a Magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa les practicó exámenes y les hizo entrevistas, y de acuerdo a los resultados alcanzados tomó la decisión de que los suspirantes idóneos eran Andrés Gerardo García Noriega, Juan Manuel Figueroa López y Yarazeth Candelaria Villalpando Valdez, y añadieron un cuarto nombre entre los idóneos, Bryant Alejandro García Ramírez.

El resultado que se hizo público el pasado jueves cimbró el sótano del Congreso del Estado, donde se encuentra la Dirección de Procesos Legislativos, donde su titular, Romualdo García, que ya se sentía magistrado, no daba crédito, máxime que de acuerdo a Radio Pasillo, una vez que él presentó el examen, hizo correr la versión de que había sido el mejor calificado, mientras que la gente cercana al Comité Evaluador, señalaban que eso no se apegaba a la realidad y que no se encontraba dentro de los primeros cinco, cosa que ahora queda confirmada, pues solo alcanzó 73 puntos.

El berrinche…

Versiones de gente cercana a la oficina de Procesos Legislativos del Congreso del Estado, Romualdo García Mejía, hizo un entripado doble al saber que estaba fuera de los candidatos idóneos para ser propuestos al titular del Ejecutivo para integrar la terna que se enviará al Congreso (si no llegó el viernes, es muy posible que este mismo lunes se esté entregando en la Oficialía de Partes, o en la misma Oficialía Mayor).

No se debe perder de vista que la terna que el Ejecutivo Estatal enviara al Congreso del Estado, la Oficialía Mayor tendrá que turnarla a la Dirección de Procesos Legislativos, donde Romualdo García es el director, para que se incluya en la Síntesis de Comunicaciones y se turne a las comisiones que habrá de analizar la iniciativa y elaborar el dictamen correspondiente.

Ahí es donde precisamente se mencionaba el conflicto de interés, porque Romualdo García como funcionario del Congreso y aspirante a ser parte de la terna para magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, no acepta quedar fuera, y se dice que ha estado difundiendo que si él no es magistrado habrá un incumplimiento de la sentencia emitida por el Tribunal Colegiado de Circuito, cosa por demás falsa, porque la sentencia iba en el sentido de que la convocatoria recibiera la mayor difusión entre los colimenses, pero no quiénes debían ser los candidatos.

Al malogrado aspirante el resultado adverso no le gustó y lo sacó de quicio, por lo que según comentan quienes han escuchado, anda implorando en los pasillos del Congreso que le ayuden a revertir el proceso, cuando existe constancia por escrito de su parte de que se comprometió a respetar las reglas y "resultados" de la convocatoria.

Incluso, se le permitió participar indebidamente en el concurso, pues nunca se separó del cargo como Director de Procesos Legislativos, tal como lo exigía la referida convocatoria, incurriendo en un claro conflicto de interés, pues ha pretendido desde un principio beneficiarse de su cargo en el Congreso para ser elegido Magistrado por el propio Congreso en el que trabaja, esto es, juez y parte, lo que inclusive es causa de responsabilidad de acuerdo a la nueva Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Las constancias de todas las evaluaciones aplicadas, junto con los videos del examen oral, no dejan lugar a dudas de la veracidad de los resultados obtenidos por los aspirantes, entre ellos el reprobado García Mejía, y están siendo enviadas por la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo Estatal ante el Juez Federal de Distrito para que se tomen en cuenta como parte del cumplimiento del amparo que ordenó reponer el procedimiento para elegir a los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa.

Se comenta que el berrinche que está protagonizando Romualdo García Mejía, es tal que por un lado ha estado hablando con algunos diputados y diputadas, para pedirles que no acepten ninguna terna si él no va incluido.

Dicen que incluso ha venido arremetiendo contra de uno de los aspirantes considerados idóneos para ser tomados en cuenta como es Bryant Alejandro García Ramírez, de quien se ha venido refiriendo de manera poco ética, poniendo en entredicho el que él haya sido considerado idóneo, señalando que cuando cursaba la carrera sus notas dejaban mucho que desear y él que se siendo un cerebrito, lo estén dejando marginado.

García Mejía no toma en consideración que si bien se le supo colar a Vladimir Parra, a grado tal que el coordinador de MORENA en determinados momentos, creyó a pie juntillas en lo que decía el director de Procesos Legislativos, ahora hay una situación diferente.

Romualdo García, no es militante, ni simpatizante de MORENA, él se encuentra en esa posición porque lo propuso el diputado panista Francisco Rodríguez, ya que se entendieron muy bien desde que trabajaron en el Ayuntamiento de Colima, uno como Director Jurídico y el otro como Síndico del Ayuntamiento capitalino.

El Director de Procesos Legislativos, con lo que dicen que anda difundiendo puede caer de la gracia de quienes lo sostienen en el cargo, pues Bryant Alejandro García Ramírez, sí es amigo de Vladimir Parra y más aún de la super delegada de programas federales en la entidad Indira Vizcaíno Silva, inclusive fue su colaborador, y hay quienes dicen que hasta los une un compadrazgo.

Ojalá la elección de magistrados del TJA, los diputados no vayan a tratar de politizarla o peor aún, hacerlo suyo de manera personal, y tratando de beneficiar a quienes les unen lazos de afecto, y con ello vayan a echar por la borda el trabajo de un consejo ciudadano que de manera profesional realizó la evaluación.

Habrá que esperar que los diputados y diputadas hayan aprendido la lección y no vayan a cometer el mismo error que con los suspirantes a presidir la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima, donde por un empecinamiento obcecado, se trató de imponer a una profesionista que no había quedado incluida entre las aspirantes con alta idoneidad para ser presidenta, llevando a incluirla en dos ternas y donde a pesar de haber participado en cuatro votaciones diferentes, no alcanzó el voto mayoritario… Ya veremos.

*Reventador…

En otro tema la semana que recién concluyó se dieron hechos importantes al interior del Congreso del Estado, entre ellos la reunión que sostuvieron los integrantes de la Federación de Trabajadores del Gobierno, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado de Colima, que preside Audelino Flores Jurado, con los diputados del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

La reunión se iba a llevar a cabo en la sala de juntas “Profesor Macario Barbosa”, sin embargo la dirigencia de esta Federación les pidió a los legisladores del PVEM, pudiera ser en el salón de plenos, porque se había trasladado gran cantidad de personas, a lo que aceptaron los diputados, con la petición de desahogarla de manera rápida, pues estaba convocada una sesión ordinaria.

Las cosas marchaban tranquilas, las legisladores del PVEM escucharon los planteamientos de los burócratas, quienes acudieron a entregar una iniciativa de reformas a la Ley de los trabajadores al Servicio del Gobierno, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado, pues por una parte Audelino Flores Jurado y por otra Teresa Ramírez, del sindicato de Villa de Álvarez, destacaban que ya en otra ocasión habían acudido a entregar esta iniciativa a la mesa directiva del Congreso, cuando lo presidió Luis Rogelio Salinas Sánchez.

Señalaron los dirigentes de esta Federación, que a pesar de que ellos habían sido invitados a emitir sus puntos de vista respecto a esta ley, por una iniciativa de la diputada Araceli García Miro, el presidente del Congreso, desechó las propuestas, señalándoles que debían hacerlo cumpliendo el requisito del porcentaje de firmas para presentar una iniciativa, sin tomar en cuenta que habían sido invitados para plantear sus aportaciones.

Por eso acudieron con la fracción del Verde, quien les dijo que ellos harían suya esa iniciativa para plantearla directamente.

Aprovechando la reunión, los burócratas de Tecomán, pidieron el apoyo de los diputados para destrabar lo relativo a un laudo por 44 millones de pesos, que la actual administración municipal que encabeza Elías Lozano, no quiere reconocer, y decían los burócratas que desde que inició esta legislatura, le habían solicitado el apoyo, sin embargo la respuesta era en el sentido de que “la seguimos estudiando”

Los diputados del PVEM señalaron que ellos no conocían dicha iniciativa “porque para eso no nos toman en cuenta, sin embargo si ustedes nos entregan la solicitud con mucho gusto lo analizamos y lo discutimos con las comisiones a las que les corresponde”.

Para esto hay que señalar que los diputados que estaban en la Sala de Juntas “General Francisco J. Múgica”, se dieron cuenta que la bancada del PVEM, se estaba llevando los reflectores y la nota, pues estaban quedando bien con la burocracia, por lo que como la humedad, primero llegó Vladimir Parra, después Carlos César Farías, Arturo García Arias y Livier Rodríguez Osorio.

Hay que decir que llegaron a una fiesta a la que no estaban invitados, y así se lo dijo el coordinador del PVEM a Vladimir Barragán, “ah, mira ya llegó, no sé a qué viene porque a esta reunión no está invitado”, Vladimir se hizo como que no oyó y como no le prestaban el micrófono, ordenó a los trabajadores del Congreso que le llevaron un micrófono y empezó a hacer uso de la voz.

Su intervención no fue para conciliar, ni para tratar de llegar a algún acuerdo con los sindicalizados, sino que fue a tronar la reunión, por lo que increpó directamente a Audelino Flores y a los demás líderes sindicales.

El líder de la burocracia de Tecomán, le trataba de decir a Vladimir Parra, que tenían 15 meses que les habían pedido el apoyo para exhortar al alcalde de Tecomán y analizaran lo relacionado al laudo en favor de los trabajadores, pero éste no les hacía caso, los provocaba diciéndoles que por qué antes no protestaron ante los alcaldes que se robaron el dinero.

Vladimir, secundado por Livier Rodríguez sabían cómo reventar la reunión, a grado tal que hicieron explotar a Audelino, que no reaccionó de la mejor manera y a la diputada Livier Rodríguez, que le gritaba a un metro de distancia que se callara para que hablara Vladimir, Flores Jurado montó en cólera y le espetó “…a mi ninguna pinche vieja me calla, y lástima que no sea hombre porque nos entenderíamos de otro modo” y como continuaban los improperios Flores Jurado le vuelve a decir a la legisladora “…mire yo no le puedo atorar a usted, pero aquí vienen conmigo tres mujeres que están dispuestas a darle una arrastrada”.

Y efectivamente entre la gente se levantaron algunas mujeres gritándole “si, préstamela tantito”, mientras Vladimir seguía echándole en cara a Audelino “por qué antes no se manifestaban, estaban muy calladitos y ahora que ya el PRI no es gobierno, ahora sí salen”.

Para eso déjeme decirle que la reunión ya había tronado, Vladimir y Livier y a los que luego se sumó Carlos César Farías, “porque yo soy el presidente y no necesito que nadie me invite”, le entraba al rejuego.

La reunión se dio por terminada de manera abrupta, los diputados del Verde se replegaron pues apenas eran tres, los burócratas enojados, decían que ahora no se iban a salir del salón de plenos y cuando Audelino Flores hablaba con su compadre el diputado Arturo García Arias, llegaba nuevamente Vladimir parra, para gritarle a medio metro a Audelino, “a ver, por qué antes no salían a manifestarse, yo sí vine y tomé el Congreso y ustedes donde estaban”.

Como los reclamos se hacían a grito abierto hubo un momento de tensión ya que por la provocación del coordinador de MORENA, Audelino Flores estuvo a punto de perder los estribos, pero solo le espetó, “¡cállate la boca!” y cuando Vladimir le reclamó a Audelino porque no habían protestado contra la Ley de Pensiones, el líder de los burócratas de Tecomán, terminó de prenderse “¿¡Cómo que no protestamos!?, ¡hijo de la chingada, si aquí estuvimos varias veces con ustedes!”.

Parra Barragán le reviraba que eso fue la anterior legislatura, “ya no engañen a los trabajadores”, a lo que Audelino Flores, tratando de calmarse le respondía al coordinador de los diputados de MORENA “sí vinimos aquí, incluso nos vinimos caminando desde Tecomán, a pie”. Los gritos de un lado y del otro no presagiaban nada bueno, hasta que Audelino Flores de plano le dijo “mira, nada más porque eres diputado, si no ahorita te apretaba el pescuezo, hijo de la chingada”.

La gente de Audelino se interpuso y lo separó de donde estaba Vladimir, quien a su vez era retirado al otro extremo, pero si se mostraron los fierros como queriendo pelear.

Yo hasta aquí dejo una breve constancia de lo sucedido el pasado jueves, ya habrá oportunidad de ampliar la crónica.

Para cerrar….

*Condolencias…

El pasado miércoles 12 de febrero, en la ciudad de Tecomán, falleció Roberto Alcaraz Andrade, que fue diputado en la Quincuagésimo Tercera Legislatura, durante el período del 1 de octubre del año 2000, al 30 de septiembre del año 2003, donde tuvo como compañeros de Legislatura, entre otros al panista Jorge Octavio Iñiguez Larios, al petista Joel Padilla Peña, y a los priístas Roberto Chapula de la Mora, Héctor Arturo Velasco Villa y José Mancilla Figueroa, por citar a algunos.

Posteriormente se convirtió en Oficial Mayor del Congreso del Estado, donde fungió como tal durante las Legislaturas LIV, LV, LVI y parte de la LVII.

El político tecomense también fue regidor del Ayuntamiento de Tecomán, y secretario general de la Federación de Trabajadores Colimenses (FTC-CTM), de Tecomán.

Como cetemista formó parte de diversos comités ejecutivos de esa central obrera, donde ocupó diversas carteras, llegando a ser incluso secretario general sustituto de la dirigente cetemista Graciela Larios Rivas.

Las últimas semanas se le vio por el Congreso del Estado, a donde estuvo ocurriendo para tramitar su pensión por años de servicio, sin embargo ese trámite ya no se pudo culminar, pues la mañana de este miércoles, emprendió el viaje sin retorno.

Desde este espacio expreso mis sentidas condolencias a las familias Alcaraz Andrade y Alcaraz Reyes, por tal infausto acontecimiento… Descanse en paz un buen amigo.



*Falleció Pablito, el aseador de calzado

También la semana anterior dejó de existir todo un personaje de la sociedad colimense, Pablo García Valdivia, “Pablito” el bolero…

Para quienes tuvimos la fortuna de conocerlo nos significa una gran pérdida, un hombre discreto, trabajador, católico y priísta hasta la médula.

Fue un hombre que por su profesión fue aseador de calzado de gobernadores, de Procuradores de justicia, de secretarios de Seguridad pública, y muchos más funcionarios, quienes enviaban las camionetas a que lo trasladaran a sus domicilios donde primero le ofrecían de comer y luego se ponía a asear el calzado.

A pesar de codearse con gente de muy alto nivel, a Pablito nunca se le subieron los humos. Fue un hombre muy discreto que le valió ganarse la confianza de funcionarios de primer nivel.

Pablito era un hombre creyente, que al menos una vez, a veces cuando podía, iba dos veces al año a Talpa; el año anterior tuvo la desgracia de perder a su mamá la señora María Ignacia Valdivia, quien ya acumulaba más de 92 años.

Ese hecho le pesó demasiado a Pablito, ya que fue un hijo muy amoroso que cuidó de ella hasta el final; su partida le dolió a tal grado que apenas unos meses después, partió en su búsqueda.

A todos sus familiares, amigos y conocidos les expreso mis sentidas condolencias por tan lamentable acontecimiento, descanse en paz Pablito.


Juan Ramón Negrete Jiménez

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

3.235.30.155