COLABORACIONES

LUNA DE HIEL

Noviembre 24, 2017


José Luís Santana Ochoa


Menos mal que Colima retomó la senda del bien el 11 de febrero de 2016 , después de 11 años, 5 meses y 26 días de una larga y renegrida noche, que si no…, periodo en el que, por cierto, el disociado José Ignacio Peralta se desempeñó como Secretario de Fomento Económico en el gobierno de Jesús Silverio Cavazos Cevallos, de quien tuvo su total respaldo para llegar a la presidencia municipal de Colima en 2009. No puede negar su paternidad política silverista.
Todo cambió el 11/II/2016 para que se agravaran en todo el estado la inseguridad, la corrupción, la impunidad y la incompetencia, porque el capitán de la maltrecha nave con bandera colimeña, Peralta, simple y llanamente no está diseñado para gobernar, le falta pujanza, prisa y atingencia en sus jugadas. Resultó muy ojona pa’paloma.
Si al corrupto gobierno de Peralta han regresado por sus fueros miembros destacados de los mismos grupos corruptores de la política impoluta y la casta sociedad colimense, como, por ejemplo, el silverista tecomense ex Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano, Eduardo Gutiérrez Navarrete, es porque ha valorado sus cualidades como grandes recaudadores de moches, entres, comisiones o retornes, buenos pal’ negocio.
José Ignacio incorporó a Don Eduardo a su administración como director del INCOIFED , mismo cargo que por cierto desempeñó en el sexenio anguianista, por sus antecedentes en la remodelación del parque “La Piedra Lisa” con su rotonda de los hombres ilustres de Colima que devino en costosísima pista de patinaje, y el su coparticipación en el mega fraude de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales que en lugar de haber sido construida con fondos federales hicieron el negocio de su vida concesionándosela a un inversionista cuate al que los usuarios de CIAPACOV le pagan religiosamente la cuota de saneamiento correspondiente
Si Gutiérrez Navarrate y otros de su misma calaña continúan enquistados en la administración peraltista es porque José Ignacio también les da oportunidades a las ratas criollas que invierten buena parte de lo robado al pueblo de Colima en la economía local, no sólo a las foráneas como las jarochas, chilangas y norteñas, de las que está plagada y se llevan a sus lugares de origen hasta el último centavo.
Salvo la prensanachoperalta@gmail.com, todos los colimenses, hasta los que votaron por el bilingüe de lentes miembro de la clase ilustrada de Colima egresado del ITAM y de Essex University, comprenden por qué tarda tanto tiempo para resolver asuntos, grandes y pequeños, o más extraño aún, por qué en otros casos se queda sin tomar decisiones, petrificado. Su lentitud e indecisión se deben a su incapacidad e incompetencia, al saberse carente del respaldo de los ciudadanos que a estas alturas de la “luna de hiel” le ha perdido totalmente la fe y la confianza, no se diga la esperanza y la caridad.
Tan huérfano de la aceptación y el reconocimiento de sus gobernados se sabe, que ha recurrido a la compra de premios como el que recientemente se agenció con sus colegas economistas del país. José Ignacio agotó ya desde hace rato el expediente de culpar de todos los males de Micaela a quienes le antecedieron en el cargo. Ha hecho cambios en su equipo de funcionarios y no le han funcionado. Para terminar con la “Luna de hiel”, debe irse con su destemplada música muy lejos de Colima en cuando cumpla dos años de no poder con el poder, el 11 de febrero de 2018.
Se vaya al llegarse esa fecha o permanezca hasta el domingo 01/07/2018 en la gubernatura, nada ni nadie lo salvará de la paliza que los electores colimenses a quienes les prometió que vivirán felices y seguros, hartos de sus justificaciones, excesos y carencia de resultados, le propinarán en las urnas a través de sus candidatos.

EL ACABO
Dos años de “Luna de hiel” en un matrimonio pactado a 5 años ocho meses y 20 días, es mucho tiempo perdido. El pueblo de Colima debe exigir a la voz de ya el divorcio necesario para librarse del entrampamiento político en que se halla.

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!