COLABORACIONES

INDEFEFRENCIA Y SOLIDARIDAD

Septiembre 25, 2017


José Luis Santana Ochoa*


Sobre las actitudes y comportamientos contrastantes observados por el pueblo mexicano y las grandes cadenas comerciales transnacionales con motivo del devastador sismo del lunes 19 de septiembre de 2017, va el siguiente párrafo de autoría desconocida que no tiene desperdicio:
“Ojalá y esté equivocado, pero observo y leo miles de personas donando tiempo, dinero, fuerza y comida, sus bienes y herramientas; vi dueños de tlapalerías y ferreterías dando todo lo que tenían, gente con tienditas y pequeños abarrotes regalando hasta el último chicle, panaderías de barrio regalando pan. Sin embargo, vi un Costco y Walmarts vendiendo a placer todo lo que la gente donó y ofreció de corazón. Home Depot sin regalar un sólo clavo, un taladro o una barreta; al contrario, ni un descuento dieron. Ojalá y no se te olvide esto al momento de decidir a quién comprarle el día de mañana, a los pequeños negocios que siempre estarán ahí y te necesitarán para recuperarse, o a los corporativos que solo les importa vender. Comparte si estás de acuerdo y ayúdame a hacerles llegar este mensaje a Costco, SAMS, Wal-Mart, Home Depot. “
Imposible establecer mejor contraste entre la indiferencia de tales grandes empresas carentes de sensibilidad y compromiso social, y la generosa solidaridad de las micro y pequeñas que luchan por su supervivencia en un mercado donde las primeras llevan todas las de ganar, mismo valemadrismo de los gobernadores y ex gobernadores, rectores y ex rectores de universidades públicas, funcionarios y ex funcionarios de primer nivel de los tres ámbitos de gobierno, y de sus respectivas pandillas, que ni por asomo se han solidarizado económicamente con el pueblo al que tanto han saqueado.
En las redes sociales les exigen a legisladores locales y federales, organismos electorales, partidos políticos y servidores públicos, aportar millones de pesos para atender las necesidades materiales generadas por los recientes temblores, pero a los grandes ladrones de setenta suelas de los grupos listados en el párrafo anterior ni los mencionan , mucho menos les reclaman aportar aunque sea una mínima parte de los miles de millones de pesos que transfirieron de las arcas públicas a sus patrimonios personales, familiares y pandilleriles.
Según recuento hecho por “El Universal”, tan sólo en la última década ex gobernadores les robaron a los contribuyentes 259 mil millones de pesos, cifra que alcanzaría para reconstruir las zonas de los estados afectados de los sismos que azotaron el sureste y el centro de la República. Dicho monto equivale a 29 veces el Fondo de Desastres Naturales (FONDEM) que asciende a 9 mil millones de pesos.
En Colima, el disociado gobernador José Ignacio Peralta, en lugar de pasar a la báscula a la pandilla gustavista-sivlerista-marista, no se diga a la zamorista-morenista, se va por la vía fácil de aportar una quincena de su sueldo, pose que la prensa a su servicio le aplaudió a rabiar haciendo votos porque todos los trabajadores al servicio de la administración estatal sigan su ejemplo, cuando la inmensa mayoría de ellos recibe sueldos de hambre y no tiene como él acceso a moches, comisiones, entres, retornos y demás malas yerbas.
Fiel a su papel de tapadera de las trapacerías de sus antecesores en el cargo y de sus propios funcionarios que explotan a placer en su beneficio personal las secretarías de Educación, Salud y Bienestar Social, Planeación y Finanzas, etc., el disociado ya olvidó su compromiso de, a los primeros, obligarlos a devolverles a los colimenses hasta el último centavo robado; y a los segundos, impedirles robar. Al contrario, tiene plagado su gobierno de ratas criollas y foráneas como las jarochas, todas feroces recaudadoras de dinero sucio para el enriquecimiento de los líderes de nueva pandilla depredadora de la riqueza pública. ¿O no?
EL ACABO
Las enormes carencias de los hospitales y centros de salud cuyo responsable es el titular adjunto de la SS y BS del Gobierno del Estado, Ignacio Federico Villaseñor Ruiz, ameritan una campaña especial de recaudación de medicamentos y material de curación como la que se está llevando el cabo para los afectados por los recientes sismos, así aquellas sean provocadas por la veracidad de los malandrines de la salud pública como el mandón Director Administrativo de esa Dependencia, José Julián Martínez Barreda, protegido del famoso amigo israelita de José Ignacio, y no por los temblores.
*Columnista #G8 Independiente

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!