3.232.133.141

COLABORACIONES

Hoy es un día histórico en Colima

Enero 23, 2019

Quienes estamos inmersos en el análisis político lo primero que observamos a primera hora desde octubre del 2019 es ¿cómo amaneció el Congreso local? Para nadie es un desconocimiento que la Quincuagésima Legislatura en la entidad esté manejada por el ex mandatario estatal Mario Anguiano, quien opera con varios instrumentos como mecanismos de presión, por ejemplo: al exterior a través de un líder sindical y el senador Joel Padilla; y al interior del Congreso con Arturo Arias, Julio Anguiano y Carlos Farías.

El caso del diputado Memo Toscano es patético, camina para donde esté la mayoría, pero antes lleva a cabo intrigas. Un dato interesante ayer en cuanto se dio la noticia de que las legisladoras se reintegraban a la fracción fue el primero en darles la bienvenida y ponerse al pie y al orden.

Hoy es un día histórico para el grupo parlamentario del partido Morena si se vota por la propuesta de Carlos Farías de que se le dé el cargo como Oficial Mayor de la legislatura a Josué Reyes Rosales; sería la ruina de los legisladores morenistas que así lo realicen. Si la fracción de Morena diera su sufragio a favor de Reyes Rosales perdería la simpatía de la sociedad colimense, de por sí muchos diputados locales de este partido no están de acuerdo en hacerlo.

El llamado de ayer por la tarde de su líder en Colima, Sergio Bojado, movió la médula de los legisladores morenistas. La pregunta ciudadana: ¿está consciente el diputado Vladimir Parra del costo político para Morena por mantenerse en el poder? Su decisión puede llevar a empoderar a Mario Anguiano y a Joel Padilla en la legislatura sobre la voluntad popular.

El fin de semana se publicó o se hizo creer a la opinión pública que el diputado federal Mario Delgado, encargado de la fracción parlamentaria en la Congreso de la Unión, había disciplinado a los legisladores locales de Morena y del PT, incluso circularon fotografías donde se veían a estos legisladores con caras largas, distanciados unos de otros, incluso a un lado del diputado federal la delegada de apoyos federales, Indira Vizcaíno.

La realidad la foto solo mostraba la falta de unidad, no estaban no estaban todos, realmente una descortesía que no haya invitado al Presidente de Morena en Colima, todavía le falta tiempo para que lo quiten, pero para este grupo parlamentario tarde se les hace; además resaltaba la ausencia de los legisladores federales y locales independientes. De esta publicación quedó solo un mensaje: que el apoyo de este grupo era únicamente para Mario Delgado.

Jazmín García, Claudia Aguirre y Luis Escamilla (desconocemos su posición), buscaron la forma de entrevistarse con el legislador federal más éste las rechazó, las ignoró, ni atención les puso. Los diputados independientes tuvieron una tarde de sábado triste, amarga, junto con un domingo que parecía pintar de la misma manera. Antes del mediodía, recibieron las diputadas independientes una llamada de la senadora Griselda Valencia de la Mora quien les afirmó que estaba con ellas y que el presidente de México estaba enterado de todo.

Ese mismo día concertaron una cita para el lunes con la senadora Valencia y la diputada federal Claudia Yáñez. Las legisladoras federales y locales pudieron tejer una carta compromiso a favor de la sociedad colimense y del proyecto de Andrés Manuel López Obrador, además de cerrarle el paso definitivamente a muchas situaciones de presión que hace desde años Joel Padilla la sociedad en su conjunto y que los ciudadanos de Colima lo exigen desde tiempo atrás.

El mismo lunes pasado por la noche Griselda y Claudia se entrevistaron con Sergio Bojado, Presidente del Partido Morena en Colima, dieron a conocer los acuerdos, de la misma forma hicieron llegar comunicados en México con el Ejecutivo Federal, la situación que imperaba en Colima en torno a la fracción parlamentaria morenista.

El día de ayer martes, cerca del mediodía, recibieron la venia y la autorización desde el centro para que estos legisladores se incorporen de nueva cuenta con el grupo de Morena en el Congreso local. Para nadie es un secreto que las oficinas federales en Colima se las van a repartir entre Griselda Valencia, Claudia Yáñez y Mario Delgado (Indira Vizcaíno no, si la ex alcaldesa lograra integrar a alguien sería a través del legislador Delgado).

De igual forma es ampliamente comentado que el ex gobernador Mario Anguiano trabaja de cerca con Mario Delgado, incluso va a meter a varios ex funcionarios a oficinas federales, situación que no va a lograr nunca a través de Valencia, ni de Yáñez. Excelente el trabajo de Sergio Bojado, hay que aplaudirle el buscar la unidad en torno a su partido, lamentable que los demás en el encono de la envidia la insidia no lo vean.

¿Gracias a Vladimir Parra y Memo Toscano? Hoy Mario Delgado quedó evidenciado, tirado a la lona con el pueblo de Colima; tienen una mayoría que sólo servirá para avalar lo que Joel Padilla, un líder sindical y Mario Anguiano deseen. Griselda Valencia y Claudia Yáñez en el Congreso local no tenían a nadie para hacerse llegar de grupos. Hoy cuentan ya con dos legisladores y van por más.

La bandera de Griselda Valencia y Yáñez de nada para MFC, ni Joel Padilla, ni mucho menos Mario Anguiano las hará crecer, el pueblo y la ciudadanía colimense las aplaude, las aclaman.

El PAN, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza aunque a estas alturas ya conocen que Josué Reyes está librado de las observaciones del Osafig, no apoyarán la decisión porque saben que este personaje trabajó durante la administración de Mario Anguiano y lo obedece. Finalmente, según la vox populli, Reyes Rosales es el administrador de los Cendis de Joel Padilla (Cendi 2), esto bastará para que los partidos citados no den su venia.

El PRI posiblemente hoy juegue al tío Lolo, dé un voto a favor y otro en contra, podría ser una jugada inteligente. El Verde Ecologista, interesante su posición, se juega su porvenir. Le darán el apoyo a Mario Delgado sobre la de Claudia Yáñez que está más cercana al Presidente de la República. Un voto a favor de Reyes es un sufragio a favor de Mario Anguiano, un líder y Joel Padilla, sería una declaratoria de guerra en contra de la voluntad de la ciudadanía colimense y de las legisladoras federales.

Sergio Bojado sabe que tiene que luchar por su partido, que su compañero Vladimir Parra los metió en un serio problema. Bojado sabe que tiene que salvar al legislador Parra porque se lo están llevando al barranco, de no hacerlo el próximo sería él y el partido Morena en Colima. Lo anterior se los comparto, es un resumen que hemos recogidos de redes sociales, de reuniones de café, de charlas. La realidad se escribirá en un rato más en el Congreso local.

ALFONSO POLANCO TERRIQUEZ

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

3.232.133.141