54.81.150.27

COLABORACIONES

HONRADOS, HONRADOS, HONRADOS

Marzo 02, 2018



RAMÓN ZURITA SAHAGÚN



Hace algunos se le preguntó a uno de los viejos políticos pícaros del pasado sobre su honradez y respondió: honrado, honrado, honrado, solamente Dios.
Algunos consideran que el tiempo de intercampañas (el receso entre las precampañas y las campañas oficiales) sería totalmente aburrido de no existir los señalamientos sobre eventuales ilícitos del candidato de la alianza PAN, PRD MC.
Las acusaciones a Ricardo Anaya Cortés, los demarques de este, los rumores sobre su relevo como candidato, el fuego amigo y externo sobre el panista, avivado por las investigaciones de la PGR han dado vida a este impasse.
Claro que el cruce de fuego entre quienes respaldan a José Antonio Meade Kuribreña y los que apoyan a Ricardo Anaya Cortés, se manifiesta una y otra vez.
Anaya Cortés repite una y otra vez que es inocente y que si hay pruebas se actúen en su contra, Meade Kuribreña recalca que él es totalmente honesto, no como otro candidato.
Lo curioso de esto es que sean los propios candidatos y sus principales asesores los que tengan que repetir cuantas veces sea necesario que son honestos.
Una cosa es que cada uno de los candidatos salga a hablar de su batalla contra la corrupción, ya que el tema está considerado como el más caliente dentro de la sucesión presidencial.
Existen visos de grandes fortunas acumuladas al amparo del poder público en la presente administración, tanto en lo federal como en lo local, por lo que la ciudadanía espera una verdadera sacudida sobre el tema.
Durante la Roma Imperial, César pronunció una frase lapidaria que está hecha a la medida de los actuales contendientes presidenciales: la mujer del César, no solo debe ser honrada, sino parecerlo, exclamó Julio César, en relación a Pompeya, su esposa, de la que procedió a separarse, luego de que asistiera a una e la grandes bacanales que se realizaban en los tiempos anteriores a Cristo.
Basado en el dicho, los personajes en cuestión no deben ser solamente honrados, sino además parecerlo, por lo que no tienen necesidad de andarlo pregonando y ratificando una y otra vez ante distintos auditorios el alto grado de honestidad que los rodea.
Pero mientras eso sucede el lodo amaga con ahogarlos, ya que desde el PAN se demanda se aclare la participación de Meade Kuribreña en los supuestos desvíos de recursos de la SEDESOL, secretaría en la que sucedió a Rosario Robles.
Se le exige que aclare lo ahí sucedido, aunque desde el PRI le responden a sus adversarios que la inhabilitación de unos 400 servidores públicos da cuenta de ello.
Pero unos y otros mantienen sus versiones y Anaya Cortés recibe obuses al por mayor, algunos de ellos los puede eludir, mientras que el recargón sobre su persona y su fortuna personal sacude consciencias.
El tema mantiene vivas las intercampañas, donde se pone en tela de juicio la transparencia con que actúan las autoridades e incluso se lleva a pedir la instauración de juicio político en contra de Alberto Elías Beltrán, encargado de la Procuraduría General de la República.
Sin embargo, mientras se aclara si le cargan la mano al candidato panista o este es verdaderamente responsable, el tufo que sale de uno y otro lado contamina a unos electorales que asustados consideran que las campañas formales van a ser verdaderas guerras de odio y lodo.
Pero mientras eso sucede, el candidato de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, mostró que las clases de meditación le están sirviendo y como Kalimán, manifestó serenidad y paciencia para no responder como lo ha hecho con otros a los señalamientos realizados por Mario Vargas Llosa, el célebre escritos nacido peruano y nacionalizado español, quien advirtió sobre la eventualidad de que en la democracia mexicana se imponga el populismo.
Y es que Vargas Llosas ya encontró su nicho en México para calificar la democracia nacional, según su óptica. Hace casi tres décadas consideró que en México se practicaba una dictadura perfecta, avalada por el PRI, partido dominante en aquel entonces y que llevaba 70 años en el poder.
López Obrador se limitó a decir que el peruano-español es un gran escritos, pero mal político, algo de lo que existe constancia, ya que participó como candidato a la presidencia del Perú en 1990 y era el claro favorito para ganar, como dejó constancia la primera vuelta electoral en que se impuso por más de 200 mil votos a Alberto Fujimori.
Los tres puntos y medio porcentuales de diferencia entre uno y otro, los llevó a la segunda vuelta electoral, donde Fujimori arrasó con Vargas Llosa, con resultados de 62 puntos contra 37, que hicieron una diferencia de un millón 700 mil votos.
Después de ello, Vargas Llosas prefirió regresara lo suyo escribir libros, analizar la política desde su óptica y proferir sus comentarios que en algunos casos no caen tan bien como si lo hacen sus libros.
Esto es solamente el intervalo entre las precampañas y las campañas formales, las que se espera estarán avivadas por el fuego granado que saltara de un a otra trinchera.

TRES DEBATES

Quedó listo el temario para los tres debates entre los candidatos presidenciales, mismos que habrán de celebrarse en los meses de abril, mayo y junio (uno en cada uno) con distintas sedes.
El primero será en la Ciudad de México, el segundo en Tijuana y el tercero en Mérida, es decir uno en el centro, el otro en el norte y el último en el sureste, para diversificarlos.
Como decía el viejo anuncio: de Mérida a Ensenada (un poquito más lejos) y el pilón como si nada, así se espera que lleguen los candidatos presidenciales, aunque todavía no se cuantifican cuántos serán.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Ramón Zurita Sahagún

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

54.81.150.27