34.204.169.76

COLABORACIONES

Fobaproa, devoluciones fiscales… nuestro dinero robado a la mala

Mayo 30, 2019

El PAN y el PRI ejercen en concubinato desde la llegada de Miguel de la Madrid al poder, hace la friolera de 37 años. Por instrucciones superiores, de Washington, claro, se amancebaron teniendo como testigos de cargo a Ronald Reagan y Margaret Thatcher, los dos esperpentos del neoliberalismo, la globalización y el desmantelamiento del Estado.

Bajo esa batuta se realizaron todo tipo de entregas y concertacesiones que fueron aplaudidas en los centros financieros hasta desgañitar al respetable. Sus subalternos se dieron el lujo de correr el toro al revés, hasta que la ciudadanía, hastiada de pobreza, les quemó la plaza, recordando al gran Luis Spota en Más cornadas da el hambre‎, una de sus novelas cumbre.

El fruto más acabado de ese maridaje alternativo es José Antonio Kuribreña, hijín del tal Nicho,‎ quien tuvo la encomienda de enjaretarnos el Fobaproa para que pagáramos las deudas de los banqueros durante dos generaciones. Apenas llevamos los intereses y depositamos 60 mil millones de pesos anuales. No se le ve el fin.

Con Meade, el capitalismo se decepcionó de los salinistas-toluquitas

Meade Kuribreña, el fallido,‎ heredó el cargo directo de su progenitor y fue el más servil de los directores del Fobaproa, con cargo a los contribuyentes. Por sus méritos en campaña fue designado por Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, secretario de Hacienda y Crédito Público.

Ernesto Cordero, el delfín fracasado del beodo Calderón, lo heredó al priísmo. Lo recomendó con Luis Videgaray, el auténtico presidente del peñanietismo, quien lo usó como escalera para proyectar sus intereses. Fue el Cagancho de Almagro de sus frivolidades, recorriendo todos los altos cargos, siempre a la medida de las ambiciones del virrey Videgaray.

Hasta que a Enrique Peña Nieto se le ocurrió hacerlo candidato, viendo el repudio que la gente tenía hacia Videgaray, y ahí se armó la escandalera. No resistió ni las primeras quincenas de campaña priísta, cuando ya todo lo tenía perdido en todos los frentes. El capital neoyorquino se decepcionó de los salinistas – atracomulquistas y los relegó a su suerte.



Meade amenazó con meter a la cárcel a los comisionados del IFAI

‎La aventura del docenato panista al frente de la investidura fue de lástima, por muchas razones. La principal, que al participar en el reparto del pastel los jefes de las tribus blanquiazules salieron raspados. Nunca habían estado donde hay, y se pelearon a muerte entre ellos, condenando a su partido a languidecer en medio de reyertas por el dinero público, las concesiones y las prebendas.

Así, surgieron las pugnas panistas entre doctrinarios y Bárbaros del Norte, yunques y cristeros, marthistas y panistas de tradición. Las desmedidas ambiciones los rebasaron. La última, la aspiración espuria de Martha Sahagún de hacerse de la Presidencia de la República, en manos de su pareja drogada e inservible.

Luego, la pareja Calderón – Zavala la regó en todos los ámbitos, pero definitivamente más en el entreguismo indiscriminado al gran capital, de donde procedían los moches. Fueron absolutamente depredadores al grado que recibieron de Meade Kuribreña la oferta de meter a la cárcel a cualquiera de los comisionados del entonces llamado Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI)…

… que delatara a las empresas que eran favorecidas por la devolución de impuestos públicos, a contrapelo de las leyes fiscales, ordinarias y constitucionales, que les permitieron amasar fortunas propias de un sultanato.‎ De ese tamaño fueron los compromisos. Peña Nieto los cumplió a pie juntillas.

El 25% de 600 mil millones de pesos cobraron abogados huizacheros

A la fecha, las prebendas de las devoluciones de impuestos, donde los huizacheros panistas y los bufetes trasnacionales acreditados en México acumularon igualas fantasiosas asciende a la cantidad de 600 mil millones de pesos. Una cifra nada despreciable. Si usted le pone el 25% de cobro por los servicios se da una idea de la fortuna mal habida de los litigantes panistas.

Y si usted le añade una cantidad igual, sabrá que ese dinero fue a dar a los bolsillos de los secretarios de Hacienda y Crédito Público que desfilaron por los gabinetes panistas: Gil Díaz, Meade, Cordero y compañía.

Entre quienes recibieron las devoluciones de impuestos y el perdón fiscal más escandalosas de la historia se encuentran los grupos empresariales más boyantes del país: Carso, Cemex, Bimbo, Telmex, Wal Mart, Televisa, Grupo Monterrey, Femsa Oxxo, ICA, GEO, Gigante, Puerto de Liverpool, Palacio de Hierro, Sears, Mexchem, Grupo México, Modelo, entre muchísimos más.

Ahí se encuentran los rabiosos defensores del neoliberalismo y la globalización. Ahí están los causantes de que los programas sociales en beneficio de la población no encuentren los recursos necesarios para ser implementados. Ante una nueva legislación chillan como puercos atorados. Pero es su vida.

Son los mismos que desviaron esos recursos hacia paraísos fiscales, los mismos que hoy son los colonizadores de España a través de inversiones multimillonarias en hotelería, infraestructura y desarrollos inmobiliarios en las principales ciudades de la península ibérica. Los nuevos chidos con dinero ajeno, el nuestro.

Carlos Slim-Salinas, Zambrano, Larrea, Arango, Hank Rhon y Hank González, Romero Deschamps, Quintana, Azcárraga, Servitje, Aramburuzavala, Del Valle, Coppel, y toda una infinita ralea de baja estofa que adornan las páginas de las revistas de papel cuché. Los causantes de la tragedia social. Los protegidos por los cagatintas y loros radiofónicos de todos los sexenios.

Timorato el borrón y cuenta nueva a quienes no pagaron al fisco

‎La bandera fundamental de la campaña de Morena hace apenas un año, la que terminó de convencer a gruesas franjas clasemedieras de la población fue precisamente acabar con las prácticas hacendarias de financieros hechizos, derrumbar sus preferencias fiscales en favor del gran capital y…

…recuperar ese dinero para invertirlo en bien del país. Todos sabíamos de la reacción que iban a tener los favoritos del régimen, pero aún así nos aventamos a votar por el cambio, confiando en la palabra del candidato y en su conocimiento profundo del Fobaproa, del cual hasta un libro escribió hace más de veinte años.

‎Al parecer de todos los especialistas en el tema, la nueva legislación se hace timorata, medrosa, toda vez que sólo es un borrón y cuenta nueva que deja a salvo los cientos de miles de millones defraudados, escamoteados al presupuesto nacional y prohíbe de aquí para adelante las devoluciones de impuestos, atrabiliarias e insensatas.

Pero, con todo respeto, no es lo que esperaba la opinión pública. De nada sirve que veamos corrupción por todos lados y no haya una decisión valiente para recuperar lo sustraído al pueblo. Las ofensas de este tipo, se llaman delitos graves, gravísimos.

Porque ofenden y lastiman el supremo interés público de la Nación. Se trata de fraudes maquinados contra la patria. Contra la soberanía popular, contra toda mención de independencia económica, salvaguarda de la República y autonomía del poder.

El dinero está ahí, al alcance de la mano. Listo para ser recuperado

Creo sinceramente que el nuevo régimen, apoyado por una mayoría aplastante del 80% de mexicanos va a tener que recular en esas concesiones a contracorriente de la ciudadanía. Algo tendrá que hacer para cumplir ese compromiso toral de campaña que despertó la aprobación y provocó el voto mayoritario del país.

Lo demás es agua de borrajas. Estamos hablando de un dinero que está ahí, al alcance de la mano. Listo para ser recuperado. El necesario para dejar de estar a la cuarta pregunta en términos de recursos frescos para actuar en bien del pueblo. Se trata del que ha sido depositado en manos de gente que más parecen carne de presidio que mexicanos de bien.

¿No cree usted?



Índice Flamígero: Ayer nos lo recordó el portal sinembargo.mx: “En octubre de 2017 Emilio Lozoya fue cuestionado sobre las acusaciones en su contra por el soborno que presuntamente recibió de la constructora brasileña Odebrecht y que fue a parar a la campaña presidencial del PRI en 2012. ‘Lo digo con mucha humildad: tengo recursos y tiempo para romperles la madre‘, declaró en esa ocasión. Se sentía confiado porque seis días antes se había destituido al titular de la Fepade, Santiago Nieto, quien inició la investigación en su contra. O tempora, o mores. Cambian los tiempos y los usos: ahora, cobardemente, huye, se esconde, anda a salto de mata. + + + Sucede en tiempos de la Cuarta Transformación. Acabar con la corrupción y la impunidad es una prioridad, y así lo demuestra la reciente detención de Rafael Antonio Olvera Amezcua, célebre prófugo de la Justicia, involucrado en un fraude millonario de más de 6 mil 800 millones de pesos a ahorradores de la Sociedad Financiera Popular (Ficrea). Otro caso más y que espera su turno, es el de Irma de los Ángeles Magaña Campos, acusada de fraude por más de 70 millones de dólares y sobre quien, se comenta en los circuitos judiciales, día a día suma más y más juicios y procesos que la llevarán nuevamente y en definitiva ante la Justicia, pues ahora goza de una libertad que fue comprada en los tribunales de Ciudad de México. + + + Dice el senador Napoleón Gómez Urrutia, y dice bien, que sesde que se privatizó Altos Hornos de México (AHMSA), siempre se dijo públicamente, en Coahuila y otros estados, que Alonso Ancira –detenido en Mallorca, España– representaba los intereses de la familia Salinas de Gortari. Valdría la pena investigar porque al igual que toda la industria minera, la industria siderúrgica nacional fue privatizada hace 30 años y nunca quedó claro en qué términos y condiciones se vendieron las empresas. ¿Ancira prestanombres de El Innombrable?

https://www.indicepolitico.com

Francisco Rodríguez

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

34.204.169.76