54.158.52.166

COLABORACIONES

En la mira del PRI

Noviembre 22, 2017

Con 26,610 familias de Colima afiliadas al mes de mayo del 2017, al Programa Federal de Inclusión Social “PROSPERA”, la pobreza en la entidad no solo se ha convertido en uno de los problemas más graves del estado, al mantener cifras a la alza, ya que tan solo del 2015 a la fecha, han ingresado como nuevos beneficiarios más de 3 mil familias, lo que no solo refleja el fracaso que ha tenido en la entidad está política pública para el desarrollo social, sino que este segmento de la población se ha convertido en una atractiva herramienta que podría ser utilizada como botín electoral sobre todo por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que históricamente ha lucrado con la pobreza administrándola para mantener su voto duro y estructura partidista, por lo que quizá esta sea la razón de los desalentadores resultados que tiene el combate a la pobreza en el estado.

Pero el lucrativo negocio que representa la pobreza para los partidos político en tiempos electorales, ha provocado que algunos políticos o personas sin escrúpulos que buscan su coto de poder, expongan a las instituciones violentando toda normatividad, aprovechándose del cargo o envestidura que ostentan, para favorecer a determinado instituto político, como ha sucedido en los distintos municipios de la entidad, en los que beneficiarios del programa han denunciado a personal adscrito a la delegación Colima de “PROSPERA”, de estar realizando cambios en los Comités de Promoción Comunitaria y Vocales Unitarias, sin respetar los lineamientos de los manuales de procedimientos, en los que se estipulan que los integrantes de los comités deben ser propuestos y electos democráticamente por los propios beneficiarios por un periodo de tres años.

Sin embargo, las personas que se atrevieron a denunciar esta situación y que prefirieron mantenerse en el anonimato por miedo a las represalias, han señalado que el personal de “PROSPERA”, arbitrariamente se encuentran removiendo los comités aun sin haber concluido el periodo que marcan los manuales y sin respetar ningún procedimiento, para imponer en su lugar a personas afines o vinculadas al Partido Revolucionario Institucional, por lo que de confirmarse esta situación, no solo se estarían cometiendo diversos delitos que deben de ser investigados por la autoridad competente y órganos internos de control, sino que estaría evidenciando una de las posibles estrategias que buscaría utilizar el PRI, en la elección del 2018, para mantener el control de este sector de la población que le está haciendo arrebatado por otros partidos.

Pero esto tiene su razón de ser ya que si traducimos en votos las más de 26 mil familias afiliadas en Colima al programa “PROSPERA”, en las que por mínimo se calculan dos personas mayores de edad, se estaría hablando de más de 50 mil votantes en potencia, y si a esto le sumamos los más de 200 millones de pesos que maneja el programa en la entidad, se hace de la pobreza un botín muy lucrativo y determínate para cualquier partido, por lo que no nos sorprendería que se encontrara en la mira del PRI.

Sin duda, “PROSPERA” es una de las instituciones que corren mayor riesgo de ser manipuladas a nivel federal para beneficiar al PRI y a sus candidatos, por lo que no solo la PGR y FEPADE deberán de investigar el actuar del personal, sino que por salud y trasparencia la propia institución deberá actuar a través de su órgano interno para evitar posibles actos de corrupción, violaciones a sus reglamentos, uso indebido de funciones y procedimientos o cualquier violación a su normatividad que dañe a la institución y atente contra la naturaleza del programa.


miguelinosan@yahoo.com.mx

Miguel Ángel Sánchez Romero

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

54.158.52.166