54.227.31.145

COLABORACIONES

EL AÑO 2018 QUE COMIENZA

Enero 01, 2018



Retomamos los análisis de los escenarios local y nacional al haber comenzado ya el año 2018, que sin duda alguna es eminentemente político electoral. En estos primeros quince días de este mes de enero los precandidatos de las tres alianzas electorales seguirán sus visitas y acercamientos con los militantes y simpatizantes de los partidos coaligados electoramente que representan, con miras a su ratificación en el proceso interno y mirando con ello, la estrategia para ejercer una campaña política electoral de propuesta donde el “prometer no empobrece, pero claro que repercute cuando no se le cumple al electorado”. Entonces aparte de ser un año bisiesto la contienda electoral por la lucha Presidencial se encuentra en pleno avance político. En este contexto, es necesario reflexionar la importancia que coadyuva en esta carrera por la máxima magistratura nacional; pues la lógica política nos establece que las alianzas se conforman en pro de ganar votos, eso hace que se atenúen las diferencias ideológicas o de fondo en los partidos que tienen tradicionalmente posiciones distintas en diferentes argumentos. En esta contienda electoral que en dos meses más comenzara formalmente, los pre candidatos deberán afrontar los temas que a los mexicanos les interesa y que atañe; el PAN, PRD y MC de Ricardo Anaya; deberá presentar su postura al matrimonio igualitario, el uso de las drogas, el aborto y en algunos temas de política económica donde tenían posiciones diferentes o contrapuestas ideológicamente. El PAN está más cerca a otros partidos conservadores, pero el PRD tiene una importante presencia en 6 entidades de la república mexicana, la Ciudad de México, Michoacán, Guerrero, Morelos, Tabasco y Quintana Roo. Por otro lado, el PRI con su pre candidato honesto y sin militancia política José Antonio Meade, hace alianza con dos partidos electoralmente el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Nueva Alianza (PANAL). Institutos políticos pequeños y relativamente recientes que solo buscan salvar su registro y conservar sus prerrogativas de ley, obteniendo mejores posiciones legislativas en el Congreso de la Unión. Ya al Revolucionario Institucional le ha salido cara esta alianza política, pues en términos de Diputaciones Federales y Senadurías, cedió posiciones a estos dos partidos en el convenio de coalición política sin embargo, el escenario que se prevé es la apuesta que hará el PRI, en cerrar la elección presidencial de este año entre AMLO vs. MEADE, similar a la elección del 2006 entre AMLO vs. FCH es mediante este escenario, que cualquier apoyo es relevante para ganar adeptos y votos electorales. Pero también no se debe dejar de lado; que con el 30 por ciento del voto a favor de Meade nacionalmente, éste pudiera ser Presidente con la estrategia política de presentar propuestas tangibles de campaña, pero desmarcándose del actual gobierno federal donde se viene haciendo la crítica en algunos medios nacionales de un gobierno impopular, rampante de inseguridad y crimen. Aunado a visualizar la estrategia en explicar a los mexicanos, el porqué de nueva cuenta aumento la gasolina en un 20 por ciento de la noche a la mañana, que tiende a desencadenar un aumento a la inflación afectando al salario de los trabajadores y a los productos básicos. Por su parte Andrés Manuel López Obrador con la coalición de izquierda en MORENA, PT y PES éste último un partido nuevo de corte conservador; le costara a MORENA varias diputaciones y senadurías que le cedió ya a estos dos partidos que solo buscan salvar su registro como partido. AMLO le apostará en este 2018, a que se cierre la elección y con el apoyo del 3 o 5 % de los votos que le dé el PES; pudiera ser suficiente para ganar dicha elección. La Alianza de AMLO con el Partido del Trabajo es más natural, pues este partido siempre lo ha acompañado en sus anteriores contiendas electorales. Con ello podemos resumir que: “En México no obstante a estos polémicos casos, debemos estar tranquilos y no sobredimensionar esta contienda electoral; pues hasta ahora en la ley nacional electoral, las coaliciones (alianzas) entre partidos políticos únicamente son electorales, terminan en el momento que concluye el proceso electoral. Y por el otro lado, en la boleta electoral cada partido aparece con su logotipo y candidato; el elector podrá votar por el partido con el que más se identifique en dicha coalición electoral. El elector también sabrá castigar aquellos partidos que no los represente como sucedió recientemente muy bien en junio pasado, en las elecciones de Gobernador, Diputados y Ayuntamientos en el Estado de Coahuila donde 5 partidos perdieron su registro como partido político estatal y 4 partidos sus prerrogativas en el estado como Instituto político. Estaremos atentos para ejercer el análisis político, crítico constructivo, objetivo e imparcial de este proceso federal electoral y local. Comentario Final.- A través de esta colaboración deseo a nuestros lectores de esta página editorial digital en análisis LINEASDELGADAS.COM.MX, un Año 2018 donde todos sus deseos y anhelos se cumplan.

Mi correo: jamhcom@gmail.com

JUAN ANGEL MAGAÑA HERNANDEZ

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

54.227.31.145