COLABORACIONES

CUARTELAZO

Marzo 22, 2017

Quien da y quita con el diablo de Locho se desquita. Después de que durante casi una docena de años obtuvo acogida, protección y abrigo en el Partido Acción Nacional , periodo en el que fue alcalde de Colima y diputado federal echando por la borda la oportunidad de haber sido senador de la República al bajársele de la fórmula a su compañera Martha Leticia Sosa Govea para regresar a la presidencia municipal temeroso de que la interina pusiera al descubierto sus trapacerías, el comerciante de la política partidista, Leoncio Morán Sánchez, a principios del mes de noviembre de 2014 ahuecó el ala del partido en el que según él imperaban “ la opacidad, filiación masiva, clientelismo, puestos públicos como botín, subordinación del bien común al beneficio personal y de grupo, la mentira y el cinismo como estrategias”, de todo lo cual por cierto fue beneficiario, cuando el verdadero motivo de su convenenciera decisión de abandonar el barco azul fue el saberse fuera de cualquier posibilidad de haber sido nominado candidato del PAN a la gubernatura de Colima 2015-2021.

“Hay muchos panistas de bien, gente bien intencionada, gente que se acerca (como él, desde luego) y ha buscado en el PAN esa oportunidad y opción de cambio que hoy definitivamente no se ve, argumentaba para justificar su retiro unilateral del partido donde se hizo de mulas convencido de “que Colima estaba urgido de contrapesos, amor por la tierra, honestidad y visión de largo plazo”, elementos que por supuesto él y nadie más que él encarnaba, dejando abierta la posibilidad de participar activamente en el ámbito público, “ya sea a través de una candidatura independiente o algún otro partido político, aunque esa será decisión de los ciudadanos, decirle a la gente que regreso a donde siempre he estado y que desde la trinchera ciudadana estaré participando”, cuando para ese entonces ya tenía amarrados con los dueños de la franquicia del partido político Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Ranauro y Enrique Alfaro Ramírez, los millones de pesos para su campaña a la gubernatura por esas siglas y colores que en Colima brillaban por su ausencia.

Leoncio engatusó a los ciudadanos Delgado Ranauro y Anguiano Ramírez al grado de creerle que de verdad podía ganarles la partida al priista-verde ecologista-panalista José Ignacio Peralta y al panista Jorge Luís Preciado, con su falsa promesa de “construir un mejor Colima, con mayor oportunidades y seguramente motivando la participación de la gente en la búsqueda del cambio tan anhelado en Colima”. Porque dizque lo vieron 25 puntos por arriba del cualquier otro contendiente en la intención del voto de los colimenses, lo invitaron a ser el candidato a gobernador de Movimiento Ciudadano “para derrotar juntos movimiento ciudadano y el movimiento de ciudadanos libres que él encabeza al PRI por primera vez en la historia de Colima.” Al final de la historia los electores lo ubicaron en su justa dimensión.

De cara al 2018, convencidos de que su ciudadano Leoncio Morán Sánchez resultó ser puro jarabe de pico, pájaro nalgón, político de pacotilla, rijoso compulsivo verbal, y de que ni consolidó ni hizo crecer a su partido Movimiento Ciudadano en Colima, Dante y Enrique se aprestan a remplazarlo por alguien que de verdad le aporte a su proyecto de conquistar la presidencia de la República 2018-2024 con el virtual candidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador. De la misma manera que el día 8 de diciembre de 2014 sin ninguna consideración quitaron del cargo de presidente de MC al joven promesa Hugo Alexander Gómez para poner en su lugar a la entonces lochista conversa Leticia Zepeda Mesina, están por aplicarle similar medicina a Leoncio Morán Sánchez. Y es que quien da y quita con el diablo de Locho se desquita, donde las dan las toman y donde las toman las dan, días de unos y vísperas de otros, y a cada diablo se le llega su función. Al tiempo.

EL ACABO

• El relevo de Leoncio Morán Sánchez de la dirigencia estatal del partido Movimiento Ciudadano propiciará la participación de los priistas en fuga y de cualquier otro partido político, y de los ciudadanos sin militancia, en el proyecto lopezobradorista bajo esas siglas y colores.
• MC será la vía que anti -peñistas y anti-peraltistas seguirán para integrarse a la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador. También, al tiempo.

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!