54.81.150.27

COLABORACIONES

CAMBIAR Y CAMBIAR

Marzo 05, 2018


En los dos años que lleva el gobierno de José Ignacio Peralta ha nombrado a tres titulares en las secretarías de Salud y Bienestar Social, Seguridad Pública y en la Procuraduría General de Justicia del Estado. Los nuevos responsables de garantizarles a los colimenses su bienestar sanitario, protección de su vida y sus bienes, y una procuración de justicia pronta y expedita, son Miguel Becerra Hernández, Hugo Vázquez Colorado y Gabriel Verduzco Rodríguez, respectivamente. Este último con el carácter de encargado en tanto Arnoldo Ochoa González lo impone como fiscal carnal.
El médico nayarita que hace algunos años se desempeñó como Delegado Regional del IMSS llega a su nuevo cargo con la convicción de “dar un sentido humanista a los servicios que presta la institución a la población colimense y mejorar los que se ofrecen en las unidades del primer, segundo y tercer nivel de atención, así como de tipo técnico y administrativo”, para lograr lo cual necesitará de la más amplia colaboración de los directivos y trabajadores de la misma, pero también hacer una buena limpia y echar fuera a los mercaderes de la salud, el tráfico de influencia y la corrupción que lleva más de una década allí enseñoreada.
Becerra Hernández es un funcionario público más que probado en la dirección de instituciones de salud, pero la SS y BS no es el IMSS, los ambientes organizacionales de ambas son muy diferentes entre sí. En la primera impera la grilla y el agandalle, mientras que en el segundo la sistematización, el orden de los procesos y el apego a las normas y procedimientos, por lo que para “servir con calidad y calidez a toda la población que requiera los servicios de la Secretaría de Salud, fundamentalmente a las personas que menos tienen y no cuentan con seguridad social”, deberá obrar verdaderos milagros.

Sobre quien hay muchas dudas y gran desconfianza porque como Secretario Ejecutivo Estatal del Sistema de Seguridad Pública que fue pasó de noche, nada significativo aportó a “la salvaguarda de la integridad de las personas, la seguridad ciudadana y la preservación del orden y la paz públicos”, es Gabriel Verduzco Rodríguez. La posibilidad de que José Ignacio lo imponga como Primer Fiscal General del Estado de Colima, “Fiscal Carnal”, le para los pelos de punta a más de cuatro como la panista diputada local de mayoría relativa Martha Leticia Sosa Govea, quien propone que otros colimenes con mejores perfiles sean propuestos para el cargo, no únicamente el apadrinado por el incompetente y desfasado Secretario General de Gobierno.
“Alcanzar un equilibrio de participación e intervención entre los Poderes Legislativo y Ejecutivo en el proceso de nombramiento del Fiscal General del Estado; fortalecer la autonomía de la Fiscalía General del Estado; instituir en la Constitución Local un procedimiento de nombramiento de su titular similar al contenido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y retirar la disposición que otorga al Gobernador del Estado discrecionalidad absoluta para designar al primer Fiscal General del Estado”, son condiciones fundamentales para que los colimenses tengan a un funcionario que les procure justicia, y un a “fiscal carnal” que llegue a taparles su trapacerías a José Ignacio y sus colaboradores.
Con la encomienda de “trabajar al máximo de su tiempo y capacidades por la seguridad del Estado” (los colimenses, se subentiende), ha llegado a la Secretaría de Seguridad Pública Hugo Vázquez Colorado, después de haberse desempeñado durante algunos meses como Subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito en la misma Dependencia. En sus primeros días al frente de su nueva responsabilidad se le ha visto metido de lleno para cumplirla, habiéndose ya anotado algunos buenos resultados que hablan de una mejor capacidad de respuesta en beneficio de los ya muy baleados colimenses.

EL ACABO
• Antes de tener que ahuecar el ala, José Ignacio debe jubilar más pronto que inmediatamente a su muy venido a menos Secretario General de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, quien está peor que el caballo de la sabana. También debe darle las gracias a su muy vaquetón concuño que le hace cuentas mochas con los moches, Carlos García Noriega, Secretario de Planeación y Finanzas.

*Columnista #G8 Independiente.

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

54.81.150.27