COLABORACIONES

ASPIRANTES DEL PRI AL SENADO

Enero 29, 2018



Es tan corta la posibilidad de formar parte de la lista de aspirantes plurinominales (varones) priistas al Senado de la República y tan larga la fila de prospectos, que muchos prefirieron correr el riesgo de competir como candidatos de fórmula.

Los priistas están conscientes de que cuando mucho cinco de los personajes del sexenio tendría la oportunidad de formar parte del próximo sexenio y con ellos entrar en la dinámica de la reelección en 20024.

Sabedores de que cada plurinominal para el Senado se daría por cada tres puntos porcentuales y en unos comicios tan competidos como los actuales. 10 escaños (cinco para mujeres y cinco para hombres) se derivarían de 30 puntos porcentuales de sus candidatos.

Es sabido que formar parte del Congreso es un recurso usado por muchos políticos que requieren del fuero constitucional, principalmente, al término de una administración sexenal.

Más en las condiciones actuales, donde permea la corrupción en todas las áreas y muchos de los personajes que han formado del gobierno federal son vistos con sospechas.

Dentro de las filtraciones se mencionan varios de los nombres de funcionarios de alto nivel gubernamental como los poseedores de esos cinco espacios.

Miguel Ángel Osorio y Luis Miranda, se dice, tienen los sitios asignados, mientras que Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, irá en pos de otro y Aurelio Nuño, coordinador de la campaña presidencial de José Antonio Meade, acapararía otro más.

El reciente acercamiento de Manlio Fabio Beltrones con el candidato presidencial le abre la posibilidad a él o un miembro de su entorno para que se integre.

Si a eso se le añada que un joven debe ser situado dentro de la lista de probables, se recortarán los espacios disponibles. Pablo Gamboa, hijo de Emilio Gamboa es el casi seguro representante de los jóvenes.

Por eso, el PRI recurrió a una serie de personajes políticos que irán en busca de un escaño por la vía uninominal, aunque muchos de ellos se les considera perdedores y con pocas posibilidades de aportarle votos al partido y a su candidato presidencial.

La recurrencia de la dirigencia priista a usar ex gobernadores se asume como el uso de cartuchos quemado, algunos de ellos sumamente repudiados en sus entidades.

José Reyes Baeza, ex gobernador de Chihuahua, buscará un escaño siendo cabeza de fórmula, lo mismo que César Camacho Quiroz en el Estado de México y Manuel Andrade Díaz, ex gobernador de Tabasco.

Hace doce años, en una elección tan complicada para los priistas como la actual, varios ex gobernadores resultaron perdedores como son los casos de Jesús Murillo Karam, Hidalgo y Fernando Baeza Meléndez, entre otros.

Antes, el propio César Camacho fue derrotado como senador de mayoría y, al igual que Murillo y Baeza lo consiguieron por la vía de la primera minoría.

Jorge Carlos Ramírez, renunció a la presidencia de la Cámara de Diputados para encabezar la fórmula yucateca al Senado de la república.

Lo curioso de todos estos personajes es que se han significado por llegar al Congreso de la Unión o al local como candidatos plurinominales o perdedores.

Reyes Baeza fue diputado federal plurinominal y César Camacho diputado pluri en dos ocasiones y senador de primera minoría. Manuel Andrade es diputado local plurinominal y Jorge Carlos Ramírez vio dos veces frustrada su intención de gobernar Yucatán por no garantizar el voto, ya que las dos ocasiones en que llegó a la Cámara de Diputados lo hizo por la vía de la representación proporcional.

Pero si estos candidatos no garantizan la victoria para los priistas, menos lo hace otro como Candita Gil Jiménez, situada en la segunda fórmula para Tabasco y quien hace seis años fue derrotada.

Jorge Mendoza, dos veces legislador, una diputado federal y otra senador de lista, ambos, buscará un escaño de mayoría por Nuevo León. Va con la representación de TV Azteca, para formar parte de su telebancada.

Contrario a ellos hay otros candidatos que si pueden garantizar esos votos para el PRI y su candidato presidencial: Nuvia Mayorga, va por Hidalgo, Mario Zamora por Sinaloa y Jericó Abramo por Coahuila.

Anabel Alvarado renunció a la secretaría de Gobierno de Tlaxcala y encabezará la fórmula priista en esa entidad.

En Veracruz, Osvaldo Cházaro Montalvo, dirigente de los ganaderos fue bajado de última hora, para subir al ex dirigente magisterial en el estado, Juan Nicolás Calleja.

Quintana Roo, registra los nombres de Raymundo King, ex aspirante al gobierno del estado y Susana Hurtado, aunque en esta entidad las nominaciones le corresponden al PANAL y PRI, conformar la fórmula.

Del listado de las 32 fórmulas senatoriales que presente el PRI se podrá especular o analizar las posibilidades de triunfo en cada una de esas entidades.

Lo que si queda claro es que tanto la Cámara de Diputados como en el Senado de la República se poblará de suplentes, ya que un gran número de legisladores dejará su espacio para buscar uno nuevo, mientras los suplentes gozarán de un solo período legislativo para sentar en su hoja curricular que fueron diputados o senadores, alguna vez.

De entre los candidatos a gobernador, los priistas presentan una diputada federal, Georgina Trujillo y un senador, José Yunes, que solicitaron licencia, aunque de perder ya no les daría tiempo de regresar a sus respectivas tareas legislativas, como si lo hicieron Ivonne Álvarez, Blanca Alcalá, Héctor Yunes, Ricardo Barroso y José Ascención Orhiuela, entre otros priistas, vencidos en su intentona de ser gobernadores de sus respectivas entidades.



Email: ramonzurita44@hotmail.com

Ramón Zurita Sahagún

¡ANÚNCIATE AQUÍ!