COLABORACIONES

“Lo que se hace mal no puede salir bien”

Febrero 22, 2018

Déjenme decirles que: El título de nuestra entrega de hoy podría ser inscrito en la lápida política del candidato atado del PRI José Antonio Meade, candidato impuesto por el dedo presidencial, a la vieja usanza tricolor.

Meade Kuribreña es un tipo sin personalidad propia, sin discurso personal y, lo peor, sin poder desmarcarse del corrupto Presidente Enrique Peña Nieto, o sea, más de lo mismo, podredumbre pues.

¿Cómo revertirá Meade una imagen no mala sino atroz? Los días pasan y orgullosamente el priista no priista porta el incómodo tercer lugar de la carrera presidencial. Ya no creció. ¿Cómo borrar el enriquecimiento inexplicable de sus “correligionarios”? ¿Cómo borrar de un plumazo tanta desfachatez de sus cómplices del PRI?

El acuerdo presidencial de imponerlo como candidato oficial forma parte de la improvisación con la que actúa el Gobierno de Peña Nieto. El resultado son el equipo que lo acompaña, el mensaje nulo que proyecta, las respuestas que ofrece, todo esto ha prefigurado una derrota estrepitosa el 1 de Julio próximo por una sencilla razón, la gente está harta del PRI.

“Háganme suyo” Meade había dado un salto al vacío, ya se había colocado su disfraz de “dinosaurio”, de un jalón se embarró de mierda visitando la CTM, CNC y CNOP: “Quería empezar este camino hacia ustedes humildemente pidiéndoles que Me hagan suyo” Había empezado la travesía del desierto del cual no puede salir desde su arribo al proscenio el pasado 28 de noviembre de 2017.

José Antonio Meade después de ese entreguismo con los dinosaurios perdió la carta “ciudadana”, era ya uno de los corruptos del PRI. Se había “afiliado” a los sinvergüenzas tricolores, su “credencial” priista lo había convertido aún más dependiente de las complicidades corruptas de Peña Nieto, Beltrones, Gamboa, Anguiano Moreno y Peralta Sánchez y compañía. Había sucumbido el priista no priista.

El dedo flamígero de Peña se equivocó al pensar que el carácter no partidista de Meade iba a ser una baza a su favor, se equivocó rotundamente. Cada vez que Meade insiste en su condición de “Ciudadano”, saltan chispas. No lo quieren.

Meade ha creado al interior del Partido Revolucionario Institucional una discordancia cognitiva, hasta la fecha, imposible de resolver, ya lo vemos, “No despega” y el último tren salió del Foro Sol el pasado domingo con muy pocas voluntades para apoyarlo, inclusive, miles de miserables borregos “acarreados “abandonaron el recinto sin haberlo escuchado.

Meade como candidato del PRI es un representante personal de Peña Nieto, es un tecnócrata sin fuerza política, sin discurso, sin energía y sin autoridad, situación que lo ha llevado a decir estupideces como la de crear “El Registro Nacional de Necesidades de cada Persona” para lo cual hará un censo personal a los 120 millones de mexicanos para ver sus “necesidades”. Si para Pend…o no se estudia.

El mal candidato del PRI-Partido Verde es un candidato necesitado de hacerse oír, ha desperdiciando cada oportunidad que tiene ante un micrófono, no comunica, nadie podría recordar una línea, una idea, una propuesta, algo coherente.

José Antonio Meade está perdido, literalmente derrotado, es un candidato que no se identifica ni con los priistas mucho menos, con el partido que lo trae de la gamarra porque no es uno de ellos. El reto está perdido, es un candidato del viejo sistema político, lo envolvieron, acabó oliendo a naftalina.

El pasado domingo quedó sellado el destino de Meade Kuribreña. El candidato “reformista” que solicitó el apoyo del heredero de Fidel Velázquez: “Háganme suyo” con mensajes contradictorios. Disonancia cognitiva. Incongruencia. Huele a derrota.

Ahí se ven.

ENLACITOS

Priista corrupto y cínico: No tardó ni dos meses el sub-delegado de Vialidad del Gobierno del Estado Sergio Gudiño Pelayo en dejar ver sus uñas largas en diversos trinquetes y corrupciones como la de “Volver a dar de alta autos siniestrados para cobrar los seguros” se habla de fuertes sumas de dinero que él y un cómplice llevaron a cabo.

Pero no sólo eso, ya se conocen y son públicos los abusos de éste par de sinvergüenzas que, inclusive, emplacaban carros robados o chuecos, negocio completo de muchos miles de pesos.

La pregunta obligada es: ¿Cuál de sus tres padrinos políticos recomendaron a Sergio Gudiño Pelayo para ocupar la plaza de Sub-delegado de Vialidad en Manzanillo: el ex gobernador Fernando Moreno Peña, rogelio rueda sánchez Presidente del PRI estatal o el sinvergüenza líder del puerto Cecilio Lepe Bautista?

¿Acaso alguno de ellos le pidieron hacer uso de sus malas mañas para sacar dinero mal habido para las campañas del PRI?

Lo dicho: El Gobierno de Nacho Peralta es corrupto y ladrón. ¡Vaya escándalo!

Me puedes leer en: www.colimaxxi.com – elobservadornoticias.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com

JAVIER MONTES CAMARENA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!