COLABORACIONES

¿LADRÓNDE?

Noviembre 15, 2017


Los desvíos detectados por el Órgano Superior de Fiscalización en el Estado (OSAFIG) mediante auditorías de los años 2013, 2014 y al 31 de agosto de 2015, resultaron un fiasco. Su titular,
Armando González Zamora, jura y perjura que la pandilla anguianista no se llevó a sus residencias señoriales ni un pinche peso partido por la mitad, nunca jamás hubo un robo como tal, sólo desviaciones, como las que pululan en la administración peraltista.

Luego entonces, si los geométricamente exponenciales crecimientos de las fortunas de Mario Anguiano Moreno y su primer círculo registrados en el sexenio de Hidalgo no provienen del presupuesto, ¿ladrónde agarraron los miles de millones de pesos que se agenciaron desde los cargos públicos que en mala hora para Colima detentaron? Ahora falta que salgan con que de sus propios bolsillos sacaron para meterle a las arcas estatales.


Para el pastor de los diputados peraltistas que empecinado está en ser el próximo alcalde de Colima, Nicolás Contreras Cortés, “son muy pocas las anomalías que encuentra (la nueva revisión hecha por el OSAFIG a ejercicios fiscales pasados del Poder Ejecutivo), siendo a mi juicio nimias las responsabilidades que imputa. Los resultados obtenidos defraudan a los colimenses, esto lo sé porque yo mismo me siento de esa forma”, cuando él fue pieza clave en la farsa sancionatoria montada en contra del gobierno anguianista a sabiendas de que le iban a hacer lo que el viento a Juárez porque la gran familia priista colimota se tapa con la misma cobija tricolor de la corrupción y la impunidad, empezando por el disociado gobernador José Ignacio Peralta y su Secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega García.

“Siendo uno de los principales impulsores de que se investigue, se sancione y se logre el resarcimiento de los daños provocados a la hacienda estatal, no puedo sentirme satisfecho con las propuestas de sanciones aprobadas por el Congreso, que previamente fueron sugeridas por el Osafig”, declaró contrito Niquita ni pone, pero su cinismo y demagogia son más que conocidos.

Para el pastor de los diputados peraltistas, Nicolás Contreras Cortés, “son muy pocas las anomalías que encuentra (la nueva revisión hecha por el OSAFIG a ejercicios fiscales pasados del Poder Ejecutivo) siendo a mi juicio nimias las responsabilidades que imputa. Los resultados obtenidos defraudan a los colimenses, esto lo sé porque yo mismo me siento de esa forma”. Ahora sí que el defraudador se siente defraudado.

Nicolás se muerde la lengua hasta hacerla sangrar al decir que “la auditoría excepcional abarcó ejercicios fiscales pasados que habían sido previamente revisados, analizados y escudriñados por un Osafig complaciente, sumiso y oficialista, cuya titular tuvo que abandonar la institución en medio del escándalo por imputársele diversos actos de corrupción”, pues la complacencia, la sumisión y el servilismo ante el gobernador en turno han sido signos distintivos de sus actitudes y comportamientos como hombre público. Además, el Osafig de ahora es la misma tapadera de ayer, alcahuete y colaborativo con el poder. Quien no conozca al diputado Contreras que le compre su versión a modo de tan vergonzosos hechos.

Otro priista que se lavó sus albas monitas en vano intento de salvarse de la quema social que le espera cuando ande de candidato a alcalde de Tecomán, es el diputado Santiago Chávez, quien entiende que “la sociedad y algunos de mis compañeros diputados quieran propuestas de sanción que generen impacto social, pero lo que hicimos hoy fue proponer sanciones de manera objetiva respecto de los hechos de presuntas irregularidades identificadas por el OSAFIG, con base en la muestra auditada. Si no hay propuestas de sanción más elevadas es porque la muestra auditada por el Osafig se limitó a los conceptos señalados por los entonces denunciantes”. ¡No pos’ sí ¡



EL ACABO

Le embonan el derecho y la razón al diputado pri-dependiente Nicolás Contreras Cortés, Coordinador del Congreso del Estado, cuando señala que “más allá de todo proceso administrativo o penal, la ciudadanía ya ha emitido un veredicto en el caso del ex gobernador Mario Anguiano y su camarilla a quienes ha declarado culpables del desfalco al Estado de Colima, del incremento de la criminalidad, del endeudamiento injustificado y de ser negligentes, corruptos y nocivos para Colima”. Sólo le faltó decir que si falló la justicia de los hombres, de la divina no escaparán. ¡Pura pinche farsa!

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!