54.84.236.168

COLABORACIONES

¡NOMBRES, NOMBRES, NOMBRES¡

Febrero 27, 2018


José Luis Santana Ochoa


Si José Ignacio asegura tener en su poder un listado de empresarios que están lavando dinero del narcotráfico en Colima, debe darlo públicamente a conocer más pronto que a la voz de ya , porque ha pasado a joder por igual a justos y a pecadores con sus inoportunas y desafortunadas declaraciones hechas fuera de quicio en respuesta a la manifestación de las luces que le hicieron los dirigentes de las cámaras empresariales en el Jardín de “La Libertad” por la violencia imperante en el estado, y a la afirmación de la candidata de la coalición “Por México al Frente” , a diputada por el Primer Distrito Electoral Federal, Martha Zepeda Del Toro , de que el bilingüe de lentes egresado del ITAM y Essex University, íntimo amigo de Peña Nieto, Videgaray Caso, Meade Kuribreña y Moreno Peña, tiene mierda en su cabeza.
Ya encarrilado, JIP también deberá darles a los colimenses cuenta puntual de los proveedores y constructores a los que se gobierno les baja comisiones, moches o retornos, sobre los montos totales de los contratos respectivos, incluido el signado con la empresa reina de la corrupción en el país, Seguritech, por 818 millones de pesos para la construcción del C5, así su recaudador del cash mal habido, Carlos Noriega García, asevere que “por el trabajo honesto y transparente de funcionarios públicos del gobierno del estado se logra que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) califique a Colima como una de las entidades con menos observaciones detectadas”.
José Ignacio es cómplice de los empresarios lavadores de dinero y también de sus funcionarios que esquilman a proveedores y a contratistas de obra pública por igual, lavado de dinero que también es a todas luces ilegal e indebido aunque su concuño Noriega García diga que el supuesto “buen manejo de los recursos no tiene que ver con un tema presupuestal, ya que los recursos se han conseguido”, cuando todo mundo sabe que también le clavan el diente a las parditas de gasto corriente del presupuesto de egresos de la administración estatal como nómina, compras, mantenimiento, etc.
Si Peralta sabe de “operaciones detectadas que son irregulares, sospechosas y que te permiten decir con toda claridad que no son apegadas a la norma, que pudieran dar pie a reporte, ahí sí, a la PGR o a la Unidad de Lavado de Dinero para que se haga una investigación que permitan concluir si hay parte de la cadena delictiva a un grupo de la delincuencia organizada”, y se ha quedado callado sin hacer el debido reporte, está encubriendo a los presuntos lavadores de dinero, provenga éste del narcotráfico o de los contratos de obra y adquisiciones de su gobierno que tanto presume de lo que carece: transparencia y manejo honesto de los recursos públicos que son del pueblo.
Bien por el Grupo Parlamentario de Acción Nacional del Congreso Local que a través de su diputado Crispín Guerra Cárdenas le exigió a Peralta dar conocer los nombres y giros de los empresarios que sabe lavan dinero del narcotráfico y proceda conforme a la Ley en la materia para sancionar a quienes contribuyen a la inseguridad de Colima con tales acciones ilícitas. “Exigimos que el gobernador actúe, pues de mantener esa actitud pasiva ante las pruebas que dice tener se convierte en cómplice de los infractores, se podría presumir permisividad para que estas empresas sigan operando ilícitamente y en prejuicio de la sociedad colimense”, le disparó certero Guerra Cárdenas.
Por supuesto que a José Ignacio le fue como en feria en las redes sociales tras difundirse sus insensatas declaraciones, y en la prensa ajena a su control, le llovió duro y tupido. Hasta los dirigentes empresariales que siempre le son complacientes, sotto voce, expresaron sus lamentos y lamentadas, no se siga sus representados que están que echan chispas en contra del disociado que asumió en campaña que su felicidad y seguridad eran su responsabilidad, misma que ante su incompetencia ahora pretende soslayar adjudicándosela a la sociedad colimense.

EL ACABO

• En tanto José Ignacio no precise los nombres de los empresarios que lavan dinero proveniente del narcotráfico y de sus propios funcionarios que le han estado entrando con fe a la corrupción esquilmando a proveedores y contratistas de su gobierno, todo el empresariado colimense y los colaboradores peraltistas están bajo sospecha.
• A pesar de tantas inauguraciones de que ha sido objeto, el Hospital Materno Infantil que regentea la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado sigue sin funcionar a plenitud por falta de personal y fallas en el equipo, parte del cual ni han conectado por carecer de recursos presupuestales para ello, lo que a su titular de medio tiempo, Ignacio Federico Villaseñor Ruiz tiene sin cuidado.

• Al el Secretario de Educación, Óscar Javier Hernández Rosas, le cayó el chahuistle: Ejerció indebidamente ciento cuarenta y ocho millones de pesos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Corriente (FONE).

JOSÉ LUIS SANTANA OCHOA

¡ANÚNCIATE AQUÍ!

54.84.236.168